Ir a contenido

UPD expulsa del partido a dos eurodiputados críticos y les exige el escaño

El partido magenta acusa a Enrique Calvet y Fernando Maura de "abierta rebeldía" y de votar habitualmente con Ciudadanos

UPD ha expulsado este miércoles de sus filas a los eurodiputados Enrique Calvet y Fernando Maura, la mitad de los parlamentarios que tiene en Bruselas, y les ha reclamado que renuncien a su escaño. Según ha argumentado el partido magenta, ambos han incurrido en un "constante y público desprestigio del partido, de sus afiliados y cargos públicos".

"Tienen la obligación de devolver al partido la representación institucional que ostentan en nombre de este", defiende la fuerza liderada por Rosa Díez en la resolución por la que el consejo de dirección acuerda la expulsión de los dos eurodiputados, que asegura que así está establecido en los estatutos del partido, a los que se adhirieron en su momento.

Según UPD, ambos han participado en "reiterados actos de propaganda a favor de otro partido político", en alusión a Ciudadanos, y además se han negado a "rendir cuentas de sus gastos y a cumplir con las normas de transparencia aprobadas internamente".

Asimismo, el consejo de dirección destaca la "abierta rebeldía" de los dos a la hora de acatar las normas de funcionamiento de la delegación europea de UPD, así como la "ausencia de interés en la coordinación de la misma", además de votar habitualmente con Ciudadanos.

UPD suspendió cautelarmente a Calvet y Maura en plena Semana Santa y les dio un plazo para alegar argumentos en su defensa, pero solo el primero lo hizo. Tras estudiar esas alegaciones, el consejo de dirección de la fuerza magenta mantiene que siguen existiendo suficientes motivos para expulsar del partido a ambos eurodiputados. Ahora, ambos podrían recurrir la decisión a la comisión de garantías del partido.

DE CIUDADANOS A UPD Y VICEVERSA

Calvet llevaba meses atacando a Rosa Díez y a su núcleo más cercano, mucho antes de convertirse en eurodiputado al sustituir a Francisco Sosa Wagnerque dejó su escaño y el partido en octubre pasado tras mantener una dura disputa con la dirección por plantear su idea de pactar con Ciudadanos.

Calvet, que salió de Ciudadanos para enrolarse en UPD, ha vuelto a acercarse a ese partido, aunque no ha hecho todavía ningún movimiento concreto.

A través de un comunicado, ha afirmado que considera "injusta y no fundamentada" la decisión de expulsarle y no descarta la vía judicial ordinaria para "plantar cara" a esta resolución.

Al igual que hizo hace unas semanas su compañero Fernando Maura, Calvet seguirá trabajando como eurodiputado independiente en el grupo parlamentario ALDE, donde está inscrito el partido magenta.

Maura, que ha llevado sus críticas a la dirección de manera mucho más discreta que Calvet, sí ha sido visto en actos públicos junto a Albert Rivera y ha defendido claramente el pacto electoral con Ciudadanos. De hecho, este mismo miércoles ha formalizado con los dos eurodiputados de C's --Javier Nart Juan Carlos Girauta-- la agrupación Ciudadanos Europeos, dentro de ALDE.

Estas dos expulsiones quedan un poco al margen de la crisis interna del partido porque representan una discrepancia que ha sido siempre ignorada por el sector crítico que se hizo visible con la debacle de UPD en Andalucía y que medirá sus fuerzas con la dirección actual en el congreso extraordinario de julio.

Temas: UPD