Ir a contenido

TRAMA CORRUPTA EN LA CAPITAL DEL BAIX CAMP

Nueve detenidos en una operación contra la corrupción en la sanidad

El juez que investiga el 'caso Innova' ordena el arresto de la primera teniente de alcalde de Reus

El Govern trata de restar importancia a un escándalo que agita la precampaña municipal

ESTHER CELMA / REUS

El juzgado de instrucción número 3 de Reus, que lleva más de dos años investigando en secreto los resortes del hólding de empresas municipales Innova de Reus, ordenó ayer la detención de nueve personas relacionadas con la empresa sanitaria pública Sagessa; entre ellas, Teresa Gomis, primera teniente de alcalde de la capital del Baix Camp, presidenta del Grupo Salud y única concejal que no repite en las listas de CiU encabezadas por el alcalde, Carles Pellicer. Los delitos que investiga el juez son falsedad documental, prevaricación, malversación de dinero público, cohecho, tráfico de influencias y blanqueo de capitales.

La Guardia Civil, en un macrooperativo que movilizó a un centenar de agentes, registró las sedes del grupo Sagessa, que controla un centenar de centros en la provincia, con el Hospital de Sant Joan de Reus como joya de la corona, así como los ayuntamientos de Reus, Cambrils y Amposta y varios domicilios.

El caso, que salta a la primera plana de la actualidad en plena precampaña electoral, corresponde a la pieza número 4 del macroproceso de Innova, que ya acumula más de un centenar de imputados por una serie de delitos cometidos, presuntamente, bajo el paraguas del conglomerado de empresas municipales nacido bajo el antiguo equipo de gobierno (formado por PSCERC e ICV) y simplificado por el nuevo equipo liderado por CiU.

OPERACIÓN CIRUGÍA

Desde primera hora de la mañana, la Guardia Civil, en funciones de policía judicial, desplegó un centenar de agentes, apoyados por la Agencia Tributaria. La llamada operación Cirugía levantó una amplia expectación que obligó a suspender incluso un pleno de Cambrils para que la alcaldesa, Mercè Dalmau, asistiera al registro.

Además de Teresa Gomis, fueron detenidos el gerente y el director de la empresa Sagessa, Joan Maria Benet y Enric Agustí, respectivamente; el director de aprovisionamiento y logística de esa misma empresa, Antonio Foz Bosch; el director económico financiero de Sagessa, Carles Abelló; el exdirector general de la compañía José Augusto García; el exdirector del Hospital de Sant Joan de Reus Lluís Nualart; el administrador de la empresa de prótesis Traiber, Lluís Márquez, y el director gerente de Activa Mutuas, Miguel Ángel Puig. También estaba previsto detener a un empresario relacionado con Ambulàncies Reus, pero se hallaba de viaje.

La Guardia Civil hizo registros en la sede administrativa del Hospital Sant Joan de Reus, en todas las sedes del grupo Sagessa, en el Hospital comarcal de Amposta y en los ayuntamientos de Reus, Cambrils y Amposta, así como en el Instituto Pere Mata de Reus --que da cobertura a los servicios de salud mental de toda la provincia--, en la empresa Activa Mutuas, en Ambulàncies Reus y en otras empresas privadas relacionadas con el mundo de la sanidad en Tarragona y Reus.

El alcalde de este último municipio, Carles Pellicer, declinó hablar de las consecuencias políticas de gobernar en minoría con una concejala detenida, apeló a la presunción de inocencia y reivindicó la labor de Gomis a la hora de simplificar el denso organigrama de Innova heredado del gobierno anterior.

El caso acumula ahora ya unos 60 imputados, entre los que figura todo el antiguo equipo de gobierno municipal de Reus (PSC-ERC-ICV), el exdirector de CatSalud Carles Manté, el expresidente del Institut Català de la Salut y exdirector general de Innova Josep Prat y el exrector de la Universitat Rovira i Virgili (URV) Lluís Arola. Y, hasta hace poco, todo el antiguo equipo de gobierno de Vila-seca, hasta que la Audiencia Provincial aceptó un recurso y la investigación por la tramitación administrativa de un ambulatorio pasó a un juzgado de Tarragona. En las obras, se contrató al arquitecto Jorge Batesteza, el mismo que supervisó la construcción del nuevo hospital de San Joan de Reus, que está imputado por el juez por varios delitos contra la administración pública.

El portavoz del Govern, Francesc Homs, quiso quitar hierro a la operación de ayer y subrayó, sin mucha fortuna, que el equipo de gobierno del ayuntamiento de Vila-seca (de CiU) ya había sido desimputado por falta de indicios delictivos. Fuentes de la ejecutiva local de CDC admitieron ayer que estaban sorprendidas por el error.

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) informó de que los detenidos pasarán en los próximos días a disposición del juez, por lo que ayer se vieron obligados a pasar la noche en los calabozos de la comandancia de la Guardia Civil.

0 Comentarios
cargando