ELABORACIÓN DE UNA NORMA PENDIENTE

ICV presiona a CiU, ERC y PSC para desatascar la ley electoral

Los socialistas preparan una enmienda a la totalidad y apoyarán la de los ecosocialistas

Jaume Bosch (ICV-EUiA).

Jaume Bosch (ICV-EUiA).

Se lee en minutos

JOSE RICO / BARCELONA

Una vez activada la cuenta atrás con la aprobación del borrador de la ley electoral  ley electoral -un texto que deja vacante el sistema de traducción de los votos en escaños a la espera de que emerja en dos meses un consenso que ha sido imposible en 36 años-, la negociación de la norma se dirime ya en el terreno de las presiones cruzadas. ICV-EUiA ha sido el primer partido en mover ficha al presentar una enmienda a la totalidad al anteproyecto que salió de la ponencia. El gesto no deja de tener su parte de incongruencia en tanto queIniciativa suscribió el texto junto con CiU, Esquerra y la CUPCiUEsquerraCUP. Pero con esta maniobra los ecosocialistas han forzado que en el pleno del 6 de mayo, en el que solo iba a debatirse la admisión a trámite del anteproyecto, también se discuta sobre el sistema electoral.

El motivo es que ICV-EUiA ha presentado lo que el reglamento del Parlament define como una enmienda a la totalidad con texto alternativo, y ha incluido en ella su propuesta de modelo electoral, inspirada en el sistema holandés. Con ello, los partidos deberán posicionarse sobre esta fórmula, que se basa en un recuento nacional de los votos -a modo de circunscripción única- y la asignación de los diputados por veguerías. Unas premisas que no disgustan del todo a PSCPPCCiutadans y la CUP, pero que CiU y ERC rechazan frontalmente por entender que el escrutinio nacional va en detrimento de la representatividad territorial.

Para meter presión a CiU, ERC y el PSC, el coordinador de Iniciativa, Joan Herrera, solicitó ayer por carta a los presidentes de los grupos parlamentarios una reunión con el objetivo de «intercambiar posiciones y buscar un acuerdo que permita la aprobación de la ley». En la dirección ecosocialista consideran que CiU, Esquerra y el PSC «no tienen excusas» para no votar a favor de su enmienda «salvo que escondan cartas bajo la manga».

IRRITACIÓN EN CiU

Noticias relacionadas

Sin embargo, la jugada de Iniciativa ha enojado a CiU, cuyo portavoz parlamentario, Jordi Turull, exigió a Herrera una rectificación. «La finta de ICV-EUiA supera lo inimaginable en este Parlament. Por eso le pedimos que, o bien se imponga la seriedad, o bien desautorice a su ponente [Jaume Bosch]».

El portavoz del PSC en la Cámara catalana, Maurici Lucena, también se confesó «sorprendido» por el «disparate» de ICV, pero avanzó que votarán a favor de la enmienda a la totalidad ecosocialista. A cambio, Lucena reclamó a Iniciativa que haga lo propio con la enmienda a la totalidad, también con texto alternativo, que prepara su grupo.