Ir a contenido

OPERACIÓN ANTIYIHADISTA

Los vecinos no conocían al detenido en Terrassa

En la calle de Castellassa, del barrio de Sant Llorenç, casi nadie se ha enterado del rápido y ágil despligue policial de esta madrugada

La operación antiyihadista que se ha llevado a cabo este viernes, y por la que se han detenido a ocho personas, se ha saldado en Terrassa con un detenido, que ha sido trasladado desde su casa, en plena madrugada, y ante la sorpresa de los vecinos. Algunos de ellos no escucharon nada en el momento de la actuación policial, a pesar de la numerosa presencia de agentes en la zona.

La actuación se ha llevado a cabo en el número 8 de la calle Castellassa, situada en el barrio de Sant Llorenç, al oeste de la ciudad. La zona se construyó para acoger la oleada migratoria de mediados del siglo pasado y hoy residen en ella principalmente ciudadanos de la clase trabajadora.

ENTRE LAS 5 Y LAS 6

Los vecinos de la plaza donde se encuentra el inmueble no han querido revelar su nombre, pero han asegurado que la operación se llevó a cabo entre las 05.00 y las 06.00 horas de manera muy ágil y sin que pudieran precisar la identidad del detenido. Muchos de ellos se enteraron de segundas, dado que los dormitorios dan al lado opuesto a la plaza.

La puerta de aluminio del edificio se veía visiblemente afectada esta mañana, con señales claras de que había sido forzada. Más allá de este hecho, tranquilidad en el barrio, donde la actividad diaria se está llevando a cabo sin otro rastro evidente de la operación de esta madrugada.