Monedero: "El sueño de la independencia no es real"

El número tres de Podemos esgrime "los cinco siglos de aventura en común" de Catalunya con el resto de España

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos.

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

El secretario de proceso constituyente de PodemosJuan Carlos Monedero, considera que la independencia de Catalunya es un "sueño no real" y que el enfrontamiento que protagonizan el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, y el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, es un "combate lleno de tongos".

En una entrevista en TV-3, el número tres de Podemos ha rechazado este jueves las aspiraciones independentistas y ha defendido la historia en común de Catalunya España. "El sueño de empezar de nuevo puede parecer una solución adecuada pero luego no es real, porque llevamos cinco siglos de aventura en común", ha argumentado. Asimismo, ha defendido el derecho a decidir, pero en un sentido amplio, evitando posicionarse sobre el impulso de un referéndum de autodeterminación en el caso de que tras las elecciones generales su partido sea clave en la goberanabilidad de España.

Mondero, en cambio, ha defendido la existencia de una España progresista y de una nueva política capaz de dialogar sobre temas llevados a un "callejón sin salida", y ha remarcado que Podemos nació precisamente para abrir puertas. En este sentido, ha calificado de "disparate" una posible ruptura de Catalunya con España fruto de un choque de trenes y ha criticado que el enfrentamiento entre Rajoy y Mas es un "combate lleno de tongos".

ESTADO VIEJO vs NACIÓN ANTIGUA

Te puede interesar

Sobre el derecho a decidir también habló la víspera Monedero en la presentación de un libro-entrevista con líderes de izquierda. En este acto, apostó porcentrarse en "elementos de construcción democrática", que, aseguró, "dan mil ventanas de oportunidad".

No obstante, admitió que en España existe "una herida nacional mal resuelta sobre el modelo territorial". "España es un Estado viejo y una nación joven, mientras que Catalunya es una nación antigua que no tiene Estado", afirmó al tiempo que reclamó situar este debate en toda su complejidad. "A las naciones les ocurre como a Dios: no existen pero funcionan. Hay que respetarlas", añadió.