Ir a contenido

LA ESTRATEGIA SOCIALISTA

Zapatero asegura que Susana Díaz es "la mejor a gran distancia"

El expresidente se vuelca en elogiar a la presidenta andaluza y solo resalta la "determinación" de Sánchez

Confirma que se reunió con la cúpula de Podemos poco antes de Navidad sin consultarlo con el actual íder del PSOE

JUAN RUIZ SIERRA / MADRID

Zapatero y Susana Díaz, durante el congreso extraordinario del PSOE andaluz, en octubre del 2013.

Zapatero y Susana Díaz, durante el congreso extraordinario del PSOE andaluz, en octubre del 2013. / EFE / MIGUEL ÁNGEL MOLINA

Las preferencias orgánicas de José Luis Rodríguez Zapatero desde que cedió el timón de la nave socialista han sido muy volátiles. Cuando anunció, en el 2011, que no repetiría como candidato a la Moncloa, apoyó a Alfredo Pérez Rubalcaba frente a Carme Chacón como aspirante a las generales. Después, a Chacón frente a Rubalcaba para la secretaría general del PSOE. Más tarde, alentó las posibilidades de Eduardo Madina. De ahí, tras los malos resultados en las elecciones europeas del pasado mayo, pasó a respaldar a Susana Díaz, la presidenta de Andalucía, que al final se retiró de la última carrera por el liderazgo socialista. Zapatero no renovó entonces sus antiguas preferencias por Madina, sino que trasladó su apoyo a Pedro Sánchez, el actual secretario general. Pero ahora, según fuentes de su entorno, ha cambiado de nuevo. Quiere que Díaz sea la próxima candidata y también la secretaria general. Este miércoles el expresidente del Gobierno ha intentado aparentar neutralidad. Pero los elogios dirigidos a la mandataria autonómica han sido muy superiores a los que ha dedicado a Sánchez.

"¿Es ella la mejor?", le han preguntado en la Ser. "Gobernando, sin duda. Pero a gran distancia", ha contestado Zapatero poco después de glosar las políticas sociales de la Junta, un gobierno que ahora parece abocado a terminarse, ya que Díaz considera que su pacto con IU adolece de falta de "estabilidad" y prepara el adelanto. La fecha más probable para los comicios es finales de marzo, en lo que muchos ven la antesala del salto de Díaz a la política nacional, desplazando a Sánchez. Fue ella quien aupó al madrileño al liderazgo, pero ahora gran parte de la confianza que le tenía ha desaparecido.

"TODAS LAS GARANTÍAS"

"Su gran activo es el esfuerzo de solidaridad, que es el gran fallo que la democracia española debe atribuirse en esta durísima crisis. Como gobernante a mí me ofrece todas las garantías. Tiene capacidad para gobernar todas las responsabilidades que se le pongan por delante", ha insistido Zapatero sobre Díaz.

El exlíder del PSOE, sin embargo, ha evitado caer en "un pronunciamiento público" sobre sus preferencias entre la presidenta de la Junta y Sánchez, llegado el caso de que ambos se presentasen en unas primarias.

Pero cuando ha hablado del actual secretario general, la efusividad de sus reflexiones ha bajado varios grados. "Hablo con él de vez en cuando. Cuenta con mi confianza", ha explicado. ¿Lo ve como un líder? "Tiene una gran determinación". ¿Tiene ideas? "Está en fase de elaboración de un programa. No ha tenido la responsabilidad de gobernar, que es completamente distinta".

LA DISTANCIA

También ha habido un par de muestras de la creciente distancia entre Zapatero y Sánchez. Por un lado, el que este criticara la reforma exprés del artículo 135 de la Constitución, que en el verano del 2011 instauró el principio de estabilidad presupuestaria gracias a un pacto con el PP. "La formulación fue un poco exagerada. Hay una parte de mi partido a la que no le ha gustado nada", ha dicho.

Por otro, la reunión que el expresidente mantuvo poco antes de Navidad junto al exministro José Bono con dos de los máximos dirigentes de Podemos, el partido que amenaza con quebrar la hegemonía del PSOE dentro de la izquierda: su líder, Pablo Iglesias, y su secretario político, Íñigo Errejón. Desvelado este miércoles por el Huffington Post, la cita surgió a propuesta de Bono, pero ni él ni Zapatero comunicaron su existencia a Sánchez. "Yo tengo encuentros con muchos políticos de este país. No suelo informar de mi agenda a Pedro Sánchez. Luego sí lo comenté con él", ha dicho el expresidente, quien, a diferencia del actual secretario general, ha evitado cargar con dureza contra el nuevo partido. Al contrario. Tras subrayar que hay propuestas que no comparte con Podemos, como la defensa de un nuevo proceso constituyente, ha elogiado que Iglesias haya logrado que mucha gente vuelva a interesarse por la política.

0 Comentarios
cargando