«La independencia no se negocia, si somos mayoría»

Josep Rull, este pasado sábado en Bellaterra, tras el cónclave de su partido.

Josep Rull, este pasado sábado en Bellaterra, tras el cónclave de su partido. / ALBERT BERTRAN

4
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL/BARCELONA

Josep Rull (Terrassa, 1968) juega fuerte en el terreno independentista: nada de pactos con el Estado si vencen las opciones del  el 27-S. Y reabre la puerta todavía a la lista única... si Mas fuera inhabilitado.

-¿Las elecciones son la consulta definitiva para saber si la ciudadanía quiere la independencia?

-Tienen un carácter plebiscitario. Se votará por la independencia. Y ahora hemos de acabar de perfilar la hoja de ruta para ver si necesitamos un último mandato con posibilidades de reconocimiento internacional.

-¿Se refiere a un referéndum?

-Un referéndum que podría ser de ratificación final, o en torno a una Constitución que se tuviera que refrendar. Esto es lo que se está trabajando en las negociaciones de la hoja de ruta.

-¿Cree posible cerrar esta hoja de ruta en un mes?

-Podemos hacerlo. Puede haber una parte compartida por parte de los que están por la independencia y por el derecho a decidir. La hoja de ruta ha de definir si tras el 27-S hay una mayoría que avala la independencia. E instar al Estado a sentarse a negociar para hacer viable el resultado de esta votación. Si el Estado español no quiere, pedir la ayuda de la comunidad internacional. Segundo, negociar con la comunidad internacional para determinar cómo nacerá el nuevo Estado desde el punto de vista de su pertenencia a la ONU y la UE.

-¿Negociar con la comunidad internacional significa que veremos a un 'conseller' de Exteriores yendo a negociar?

-Sí. Y tercero, consolidar las estructuras de Estado hasta la culminación del proceso. Después hemos de ver si necesitamos algún instrumento específico, como decía antes...

-¿O una declaración unilateral?

-No descartamos ninguna opción.

-ERC insiste en que Catalunya debería actuar como Estado. ¿Cómo hacerlo si seguirá formando parte de España?

-El marco general seguirá siendo el de la autonomía, pero puede haber determinadas expresiones concretas de soberanía.

-¿Por ejemplo?

-En relación al decreto de pobreza energética, articular un marco propio y ejecutarlo al margen de lo que puedan decir las instituciones españolas.

-¿Desobedecer?

-Hacer prevalecer el principio de legitimidad democrática a otras expresiones de legalidad. Han de ser actos amparados por una ley emanada de un Parlament legítimo y democrático que es el Parlament de Catalunya. Este es un proceso gradual. Ha de haber esta gradualidad en el proceso, que no se puede eternizar.

-¿Ha de culminar en 18 meses?

-Esta es la propuesta que el president Mas lanzó en su conferencia delpasado 25 de noviembre.

-¿La hoja de ruta ha de ser flexible para estar dispuesto a atender la posibilidad de que tras las elecciones generales, el nuevo Gobierno central haga una oferta o quiera emprender una negociación?

-Si la mayoría vota por la independencia el 27 de septiembre, el objetivo de la independencia no es negociable. Lo que es negociable son los mecanismos para poder llegar a ella. Con el Estado español no se negocia el encaje de Catalunya dentro de España, sino que se negocia la concreción específica de este mandato democrático por la independencia. Se negocia el reparto de activos y pasivos, los mecanismos para poder hacer posible el mandato.

-Para que quede claro, si el Gobierno que surja de las elecciones generales plantea una fórmula federal, o confederal, o una reforma de la Constitución, ¿esto es negociable?

-No. La respuesta es no. Siempre y cuando la mayoría de catalanes ha votado a favor de la independencia. Sí que podría haber un elemento, que desde nuestra perspectiva no se puede descartar, que sería que el Estado aceptara hacer un referéndum vinculante como culminación de la independencia. Esto podría facilitar las cosas desde el punto de vista de reconocimiento internacional pero tendría que ser claramente vinculante con una concreción específica, que significa que una vez finalizado el referéndum, si vence la independencia, sin proceso de transición, Catalunya se convierte en Estado independiente reconocido por la comunidad internacional. Es altamente improbable que el Estado acepte este referéndum e insisto: no se negocia la independencia.

-Quien ha votado el día 27 por la independencia podría quejarse ante este posible referéndum y afirmar que ya se ha tomado la decisión ¿Qué le diría?

-Que es más fácil conseguir la independencia con la colaboración del Estado que sin ella. Si la comunidad internacional, que es un elemento clave, te facilita las cosas y ello significa que con este otro referéndum tienes garantizado el ingreso automático a la UE y la ONU es un peaje que podríamos estar dispuestos a jugar. Hemos estado hablando de ello con los otros partidos.

-¿Como lo ve ERC?

-Hemos de acabar de hablar de ello. Ver las distintas opciones y cual es el pacto final que podamos plantear.

-¿Se pondrán de acuerdo con la ratificación final tras los 18 meses?

-Tenemos diferentes piezas sobre la mesa: una ratificación formal con un referéndum unilateral, una ratificación de la Constitución que se haya podido elaboral, un referéndum vinculante pactado con el Estado o una declaración unilateral del Parlament. Estas son todas las opciones que hay.

-Si el 'president' fuera inhabilitado igual le toca a usted ser cabeza de lista y candidato a la presidencia...

-Pero si esto sucede, lo cual es muy altamente improbable por una cuestión de plazos, la alternativa debería ser entonces una gran candidatura colectiva. Más que hablar de otras personas se tendría que ofrecer al conjunto de ciudadanos una alternativa colectiva para hacer frente a esta agresión no a CDC sino al conjunto...

-Entonces sí se debería realizar la lista única?

-Exacto. Sería un escenario para recuperar la idea de una lista única-

-La candidatura será CiU o CiU-Casa gran o CiU-Per la Llibertat?-Lo hemos de acabar de perfilar

Noticias relacionadas

-¿Unió estará?

.-Nuestro deseo es que esté.