Ir a contenido

EL CONFLICTO VASCO

Muere el etarra Iosu Uribetxebarria Bolinaga

El terrorista, condenado por el secuestro de Ortega Lara y el asesinato de tres guardias civiles, tenía un cáncer términal

La Audiencia le había concedido la libertad provisional en el 2012 dado el carácter avanzado de su enfermedad

Bolinaga abandona el hospital Donostia rumbo a su domicilio, en octubre del 2012.

Bolinaga abandona el hospital Donostia rumbo a su domicilio, en octubre del 2012. / EFE / JAVIER ETXEZARRETA

El etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga, condenado por el asesinato de tres guardias civiles y por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, ha muerto esta madrugada en su domicilio en Arrasate (Guipúzcoa), según han informado fuentes familiares.

Bolinaga, que padecía cáncer, estaba en libertad condicional desde agosto del 2012 después de que el juez central de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, atendiera los informes médicos que, en ese momento, daban al etarra un máximo de nueve meses de vida. Poco antes el Gobierno le había concedido, por el mismo motivo, el tercer grado penitenciario, una medida que enfrentó al Ejecutivo con las asociaciones de víctimas. El etarra cumplía la pena máxima de prisión por varios delitos, entre ellos el asesinato de tres guardias civiles y el secuestro del funcionario de prisiones José Ortega Lara, el más largo de la historia de ETA. El funcionario permaneció encerrado 532 días.

Su salida de prisión estuvo rodeada de polémica, ya que el servicio vasco de salud, Osakidetza, certificó que el preso se encontraba en estado terminal, mientras que la forense de la Audiencia Nacional Carmen Baena sostenía que podía ser tratado en prisión. Esta forense reconoció posteriormente haber sufrido presiones. Finalmente, el juez Castro decretó su libertad condicional "por motivos humanitarios", lo que provocó un fuerte enfrentamiento entre las víctimas de ETA y el Gobierno español.

PETICIÓN DE LA FISCALÍA

Precisamente esta semana, el martes 13, la fiscalía de la Audiencia Nacional pidió 29 años de cárcel para el etarra por el asesinato a tiros del cabo de la Guardia Civil Antonio Ramos, el 8 de junio de 1986 en Arrasate. La fiscalía entendió que fue Bolinaga el autor de los disparos que acabaron con la vida del guardia civil en un atentado en el que también intervinieron sus dos compañeros del 'comando Bellotxa' --José Luis Erostegi y Javier Ugarte--, para los que pide asimismo 29 años de prisión a cada uno.

Por estos hechos, el juez instructor, Ismael Moreno, había decretado el 3 de abril del 2014 el arresto domiciliario de Bolinaga por el cáncer terminal que padecía. Sin embargo, el pasado 18 de junio, la sección segunda de la Sala de lo Penal revocó la medida de arresto y le dejó en libertad provisional al considerar desproporcionada e innecesaria esta medida teniendo en cuenta su enfermedad.

A juicio de ese tribunal no existía tampoco riesgo de fuga, pues la pena a la que podría ser condenado ya estaba siendo cumplida por Bolinaga debido a que cuando fue puesto en libertad condicional estaba cumpliendo el máximo de 30 años de cárcel.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.