Ir a contenido

La Cámara Baja de Irlanda reconoce el Estado palestino

La Cámara Alta del Parlamento irlandés ya aprobó una moción no vinculante en la que instaba al Gobierno a reconocer "formalmente" palestina en octubre

EFE

La Cámara Baja del Parlamento irlandés (Dáil) ha aprobado este jueves una moción no vinculante con la que reconoce al Estado de Palestina y su derecho a la autodeterminación.

El Ejecutivo irlandés, de coalición entre conservadores y laboristas, no puso objeciones a la moción, que fue presentada por el partido Sinn Féin de Gerry Adams, formación considerada como el antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Aunque el Ejecutivo no ha adoptado aún una posición oficial al respecto, el ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Charlie Flanagan, ha declarado que su país podría optar próximamente por el reconocimiento formal del Estado palestino como medida de estímulo para relanzar las conversaciones de paz con Israel.

La decisión adoptada por el Dáil fue celebrada por la mayoría de los parlamentarios de los principales partidos irlandeses y de los diputados independientes.

Tras el debate y la votación, Adams colgó una fotografía en su cuenta de Twitter en la que aparece junto a miembros de su partido y al embajador palestino en Irlanda, Ahmad Abdelrazek. "Celebración después de una decisión histórica en el Dáil que reconoce el derecho de Palestina a la autodeterminación. Larga vida a Palestina", ha escrito el dirigente nacionalista.

La "número dos" del Sinn Féin, Mary Lou McDonald, ha destacado el hecho de que la República de Irlanda "se haya unido a los otros 135 países, ocho de ellos en la Unión Europea (UE), que reconocen el Estado Palestino".

El pasado octubre, la Cámara Alta del Parlamento irlandés (Seánad) ya aprobó una moción no vinculante en la que instaba al Gobierno a reconocer "formalmente" el "Estado de Palestina" y a trabajar para "lograr una solución viable" al conflicto con Israel.

El Senado irlandés tomó esa decisión días después de que el Parlamento británico aprobase una moción no vinculante similar y de que el primer ministro sueco, el socialdemócrata Stefan Löfven, anunciara que su país iba a reconocer a Palestina como Estado independiente.