29 mar 2020

Ir a contenido

BARÓMETRO DE LA OFICINA ANTIFRAU

8 de cada 10 catalanes creen que en Catalunya hay mucha o bastante corrupción

El 90% de los catalanes considera que los cargos imputados deben dejar su puesto

J. G. ALBALAT / BARCELONA

8 de cada 10 catalanes (82,3%) consideran que en Catalunya hay mucha o bastante corrupción y casi 9 de cada 10 (88,9%) estiman que esta lacra es un problema bastante o muy grave. Esta son dos de las principales conclusiones del barómetro sobre la corrupción encargado por la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC) y que ha sido presentado hoy martes por su director, Daniel de Alfonso. Las miradas se centran, sobre todo, en los políticos y los partidos, ya que el 85% de los encuestados opina que la corrupción está muy o bastante extendida en las formaciones políticas y el 90% son favorables a que los cargos públicos sean apartados de sus funciones sin son imputados hasta que haya sentencia. Respecto a este último punto, Daniel de Alfonso ha asegurado que el cese debería solo producirse cuando hay apertura de juicio oral y no con la imputación. "La imputación es fácil si se presenta una denuncia. Debe haber investigación", ha subrayado.

El barómetro señala que el 77,5% de los encuestados piensan que los catalanes son mucho o bastante honestos y que el 80,4% que los residentes en Catalunya cumplen la ley. 

La investigación desvela cierta tolerancia con algunas conductas. Por ejemplo, el 15% de los preguntados aceptan que un alto cargo admita como regalo una caja de vino de una empresa y un 13,3% ve aceptable que una persona que trabaja al sistema sanitario público ayude a un familiar a saltarse la lista de espera.

Empadronamiento falso

Entre las conductas menos toleradas solo un 1,3% ve aceptable que un funcionario haga servir un bien público para una finalidad privada y un 2,5% que un político apoye un proyecto para beneficiar a un grupo económico en atención a la atención que este ha dado a su partido. Entre las conductas que más justificación reciben es la de empadronar a un hijo en casa de los abuelos para que le acepten en la escuela deseada o bien contratar un servicio sin factura para ahorrarse el IVA, mientras que el 20,9% también justifica llamar a un médico amigo para evitar la lista de espera.

Los partidos políticos también están en el punto de mira. Así, el 55% de los encuestados creen que las formaciones políticas en Catalunya se financian ilegalmente. el 88,6% piensa que el hecho de que los partidos reciban financiación privada puede acabar influyendo en sus decisiones posteriores cuando llegan al gobierno. El 41,5% opina que en Catalunya los cargos políticos son mucho o bastante honestos, mientras que el 53,5% cree que no son poco o nada honestos.