11 jul 2020

Ir a contenido

El Gobierno de Andalucía recuerda a Mas que sí hubo comisión parlamentaria sobre los ERE

El PSOE andaluz exige una rectificación y recuerda que la gestión "más que dudosa, según los tribunales" de CiU

JULIA CAMACHO / SEVILLA

"Artur Mas vive en su mundo y no se entera de lo que pasa en Andalucía. Aquí sí ha habido comisión de investigación. Documéntese antes de hablar". Así respondía en las redes sociales este miércoles el portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez, a la afirmación del 'president' de la Generalitat Artur Mas de que es un "escándalo monumental" que el Parlamento andaluz no investigue el caso de los ERE como sí hace el Parlament sobre los fraudes en Catalunya.

También el PSOE andaluz ha exigido, a través del secretario de organización Juan Cornejo, que Mas "rectifique y pida disculpas a Andalucía y al Parlamento andaluz", al tiempo que le han instado a que "deje de utilizar a nuestra comunidad para protegerse de las sombras que se ciernen sobre su propia formación política y sobre su gestión en Catalunya, más que dudosa, según indican los tribunales".

La afirmación de Mas era una respuesta al diputado Joan Mena (ICV-EUiA) durante la sesión de control parlamentario al Govern, recordando que "hay 150 comparecencias votadas" y entre ellas la de la comparecencia de Jordi Pujol para dar explicaciones sobre sus cuentas en el extranjero, celebrada a petición única de CiU.

Sin embargo, la afirmación del presidente de la Generalitat no es acertada, dado que el Parlamento andaluz celebró en el 2012 la comisión parlamentaria para investigar los ERE fraudulentos pagados con dinero público en Andalucía y determinar la responsabilidad política de los cargos públicos que implantaron el sistema que permitió el fraude.

GRIÑÁN Y CHAVES

La comisión, la primera que se celebraba en 17 años, llevó a declarar al entonces presidente andaluz José Antonio Griñán y su antecesor en el cargo, Manuel Chaves, así como a otros implicados judicialmente en la causa que investiga la jueza Mercedes Alaya, entre ellos la exministra y exconsejera autonómica Magdalena Álvarez; el exdirector general de Empleo Javier Guerrero o el 'conseguidor' Juan Lanzas. En esta investigación fue cuando el exinterventor de la Junta Manuel Gómez resaltó que había avisado en varias ocasiones del fraude y espetó que la actuación del Ejecutivo fue como si un bombero viera salir las llamas por la ventana y no actuara hasta que se lo comunicaran oficialmente.

CERRADA EN FALSO

La comisión, no obstante, quedó en nada, y se cerró en falso cinco meses después de su apertura ante la negativa de los partidos a consensuar las conclusiones. Pese a ser socios de Gobierno, IU votó en contra del documento final, al igual que el PP, y dejaron solos al PSOE. Y es que los socialistas limitaron el fraude a Guerrero, y al propio interventor general.

El PP, por el contrario, consideró que toda la cúpula de la Junta era responsable de las irregularidades, incluyendo a Chaves y Griñán, y optó por el todo o nada, mientras que IU fijó las responsabilidades en los consejeros del departamento de Empleo, imputados judicialmente.

"HEMOS FRACASADO"

Así las cosas, y por motivos diferentes, PSOE y PP tumbaron 68 de los 196 artículos iniciales de la comisión de investigación, los fundamentales para entender qué había pasado en Empleo entre el 2001 y el 2010. El nuevo texto fue rechazado también por IU por ser un dictamen "bastardeado" y descafeinado que solo contentó al PSOE. "Hemos de reconocer que hemos fracasado. Teníamos un mandato para investigar y que la ciudadanía conociera quiénes permitieron el fraude como responsables políticos. Ese mandato se perdió en los pasillos e imperó el tacticismo partidista", reconoció entonces el portavoz parlamentario de IU José Antonio Castro