BARÓMETRO DE CATALUNYA DEL GESOP

El Govern toma aire

La gestión del Ejecutivo logra la máxima valoración de la época Mas, aunque suspende

Se lee en minutos
SALVADOR SABRIÀ / BARCELONA

Sin haber mejorado los niveles de atención al ciudadano de una forma notable, pero con la aprobación de la ley de consultas y con el protagonismo adquirido por el presidente Artur Mas durante las conversaciones de preparación y la celebración del 9-N, la valoración de la gestión del Govern y del propio presidentha mejorado considerablemente desde junio.

El debate soberanista no solo ha tapado cualquier deficiencia en la gestión durante estos meses, sino que además ha contribuido a relanzar la imagen del Govern, sobre todo entre los votantes de CiU y de ERC, pero también de la CUP, que es la tercera fuerza con más votantes (un 30%) que consideran positiva la acción del Consell Executiu.

La actuación de gabinete de Mas logra una valoración de buena o muy buena por parte de un tercio del total de los entrevistados (32%), casi seis puntos más que en junio. Aunque sigue cosechando un suspenso (cuatro de cada 10 considera que Mas está gobernando mal o muy mal) el porcentaje de valoraciones positivas de noviembre es el más alto desde que CiU recuperó las riendas de la Generalitat en las elecciones del 2010. En la primera encuesta tras aquellos comicios, medio año después, el porcentaje de valoraciones positivas era de un 23%. Y su máximo nivel de aceptación, sin contar el registrado en la encuesta actual, se dio en febrero del 2014 (26,6%).

Noticias relacionadas

Para situar mejor esta valoración puede compararse con el récord de aceptación que obtuvo el Govern en el último decenio y que correspondió a la Generalitat presidida por Pasqual Maragall en septiembre del 2004 (46,1% calificaron entonces de buena o muy buena su gestión), o con la peor marca registrada en el decenio, esta vez por el tripartito presidido por José Montilla, en junio del 2010 (14,6%). Cinco meses después perdía la elecciones.

Curiosamente, quien le relevó al frente de la Generalitat, Artur Mas, todavía está por debajo de Montilla entre los que consideran que es un buen president. El socialista acabó su mandato con un 47,6% de encuestados que creían que era un buen presidente y ahora Mas ha logrado un 42,3% de respuestas positivas. Es su segundo mejor dato desde enero del 2012, y está cinco puntos por encima del que obtuvo el pasado junio. De nuevo, los votantes de la CUP son los terceros que dan más opiniones positivas sobre Mas (46,7%), solo superados, lógicamente, por CiU (93,8%), y ERC (72,5%).