26 feb 2020

Ir a contenido

ACTO DE PRESENTACIÓN EN BARCELONA

Nace otra plataforma catalana a favor de la reforma constitucional

La Tercera Via insta a negociar y votar un nuevo encaje de Catalunya en España

Los promotores rechazan «prejuicios, claudicaciones y amenazas de ruptura»

JOSE RICO / BARCELONA

Con cuentagotas, los partidarios en Catalunya de la llamada tercera vía, entre el statu quo autonómico y la independencia, se están organizando para hacerse oír en medio del atronador debate soberanista. A plataformas como Societat Civil Catalana y Federalistes d'Esquerres se añadió ayer una nueva marca, que lleva por nombre, precisamente, La Tercera Via. Impulsado por medio centenar de profesionales de distintos ámbitos de la sociedad catalana, el manifiesto fundacional pivota sobre los principios de «diálogo y acuerdo» como bases para resolver el contencioso entre Catalunya y España, y apuesta por reformar la Constitución para mejorar y blindar el autogobierno y reconocer la singularidad catalana.

Los promotores de La Tercera Via sostienen que «una gran mayoría de los catalanes» desea «reformar en positivo el proyecto democrático y plural de España», y opinan que esta vía es «mucho más amplia, transversal y plural» que los «dos extremos», que define como «el radicalismo de unos y el inmovilismo de los otros». A medio camino entre ambos, el texto reconoce los «agravios» que sufre Catalunya, pero refuta la idea de que solo con un nuevo Estado estará a salvo la «identidad nacional» y la «personalidad singular» catalanas.

«La tensión y la falta de diálogo están poniendo en riesgo las bases del catalanismo plural e integrador, moderado, pactista, conciliador y dialogante que tantos y tan buenos resultados nos ha dado como país en las últimas décadas», alerta el manifiesto, que recuerda tanto a los independentistas como al PP que «no hay una única manera de entender Catalunya, ni tan solo dos, sino muchas». Y remacha: «El compromiso con Catalunya no se ejerce solo desde el independentismo, ni tampoco desde el autonomismo».

REVISIÓN PROFUNDA / Por ello, la asociación urge a revisar «en profundidad» el modelo surgido de la transición a través de una negociación que, avisan, debe encararse «sin prejuicios ni falsas limitaciones, sin claudicaciones pero también sin amenazas de ruptura. Con seny y sin rauxa. Con la inteligencia necesaria para que la razón canalice emociones y sentimientos». La plataforma evita utilizar la palabra federalismo, aunque sí precisa algunas condiciones que debería cumplir esa reforma constitucional: «Que sea justa y respetuosa con nuestra lengua, cultura e identidad y con nuestros valores compartidos como pueblo, y que resuelva de una vez las precariedades económicas de nuestro autogobierno».

La Tercera Via deja claro también que apuesta por el derecho a decidir, pero no sobre la ruptura con España, sino sobre «una alternativa construida entre todos». Constituida el 29 de septiembre, la entidad se define como «pluralista, apartidista y sin ánimo de lucro», y justifica su creación como altavoz de «la mayoría de la ciudadanía catalana», a partir de las encuestas y del propio sucedáneo de consulta del 9-N, en el que casi cuatro millones de catalanes «optaron por no pronunciarse».

Entre los firmantes del manifiesto hay muchas personalidades de la órbita socialista y de ICV-EUiA. Destacan nombres como el exfiscal Carlos Jiménez Villarejo, la escritora Rosa Regàs, el economista Gonzalo Bernardos, el exalcalde de Barcelona Jordi Hereu y los periodistas Rosa Cullell y Jordi García-Soler. También figura el presidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch.