EL PULSO SOBERANISTA

Llanos de Luna advierte por carta a la Generalitat de que debe obedecer al Constitucional

El Govern replica a través de un comunicado de que "siempre" cumple con el principio de legalidad

La delegada del Gobierno en Catalunya envía sendas misivas a Ortega y Rigau

La delegada del Gobierno, María Llanos de Luna, en un acto en Barcelona.

La delegada del Gobierno, María Llanos de Luna, en un acto en Barcelona. / ELENA MÁRQUEZ

1
Se lee en minutos

La delegada del Gobierno en CatalunyaMaría de los Llanos de Luna, ha remitido sendas cartas a la 'consellera' de Governació, Joana Ortega, y a la de Ensenyament, Irene Rigau, en las que les recuerda la "importancia" de que no contravengan al Tribunal Constitucional (TC) y acaten la suspensión cautelar del nuevo 9-N. El Govern ya le ha replicado, a través de un comunicado, que "siempre" cumple con el "principio de la legalidad".

Llanos de Luna ha enviado también cartas en el mismo sentido a todos los alcaldes, secretarios e interventores municipales de Catalunya, a los presidentes de las cuatro diputaciones y a los de los consejos comarcales, tal y como ya hizo con la suspensión cautelar de la consulta inicialmente prevista. Esta vez también se ha dirigido a Ortega, también vicepresidenta del Ejecutivo catalán, y a Rigau.

En la misiva se recuerda que el TC ha acordado suspender todos los "actos y actuaciones de preparación, realizados o procedentes", para la consulta alternativa, "así como cualquier otra actuación aún no formalizada jurídicamente", vinculada al nuevo 9-N. Y, "en el marco del deber de los deberes públicos de cumplir con las resoluciones del Tribunal Constitucional", recuerda a ambas 'conselleras' "la importancia" de que desde sus departamentOs "no se adopten acuerdos o se lleven a efecto actuaciones que pudieran contravenir la decisión del tribunal".

LOS MENSAJES

Noticias relacionadas

En el caso de Ortega, Llanos de Luna le señala que "actuaciones destinadas a la utilización de medios públicos para la realización de actos de ejecución de la consulta o de otro modo vinculadas a ella" podrían suponer una desobediencia al TC. A Rigau, le apunta como un posible incumplimiento de la suspensión el solicitar a los responsables de los institutos "la puesta a disposición" de los centros o la autorización de Ensenyament para su utilización, "con fines de promoción o realización de actos vinculados a la celebración de la consulta que ha sido suspendida, o cualesquiera otros de similar contenido por los que se empleen medios públicos para la organización de aquella".

LA RESPUESTA

El Govern ha avanzado que responderá "debidamente" las cartas, pero a través de un breve comunicado ha asegurado que "siempre" está comprometido con "el cumplimiento del principio de la legalidad".