RENOVACIÓN EN LAS FILAS SOCIALISTAS

Alfonso Guerra deja el Congreso después de 37 años

El histórico dirigente del PSOE y exvicepresidente del Gobierno anuncia que abandona la política

Alfonso Guerra, en la terraza del Hotel Casa Fuster el 2013.

Alfonso Guerra, en la terraza del Hotel Casa Fuster el 2013. / JULIO CARBÓ

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / MADRID

El histórico dirigente del PSOE Alfonso Guerra ha anunciado este miércoles que deja su escaño en el Congreso y abandona la política después de 37 años como diputado. Ha sido durante la Comisión de Presupuestos de la Cámara baja, que él preside, cuando el exvicepresidente del Gobierno de Felipe González ha hecho pública su decisión: "Este será mi último presupuesto. Vayan con mucha felicidad". En concreto, el diputado tiene previsto formalizar su renuncia en diciembre y ya ha comunicado su decisión a la dirección del PSOE. Guerra es diputado desde la legislatura constituyente, en 1977.

Según ha explicado, al término de la presente legislatura no irá "en ningún caso" en las listas que el PSOE presente a las próximas elecciones generales y abandonará la política después de haber estado "cotizando 50 años a la Seguridad Social". "Ya está bien", ha bromeado Guerra con los periodistas, a los que ha augurado que "nadie" de las generaciones más jóvenes conseguirá cotizar medio siglo, "tal y como están las cosas".

Adiós definitivo

En todo caso, ha querido dejar claro que su decisión de abandonar la Carrera de San Jerónimo es "personal" y ha subrayado que ya ha llegado ese momento tras su intento de no ir en las listas del PSOE en dos ocasiones anteriores, cuando la "presión" le impulsó de nuevo a hacerlo. "Pero esta vez ya no", ha remarcado.

Noticias relacionadas

De hecho, ha señalado que él ya avisó hace un año de su decisión al entonces secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien el día que anunció su decisión de dejar la política le comentó entre bromas que se le había adelantado.

Guerra ya dejó entrever la posibilidad de no volver a concurrir a unas elecciones en junio de 2013. En todo caso, sí comentó que lo que no haría sería dejar de trabajar en caso de jubilarse de la política. "Solo estaré jubilado en la tumba porque estaré haciendo cosas siempre, hasta que me muera, que no sé cuándo será, pero todavía queda", manifestó.