Investigación por blanqueo

El juez bloquea cajas de seguridad de la trama ligada a Oleguer Pujol

La decisión de Pedraz afecta al hijo del 'expresident' y a otras 25 personas

El fiscal detalla 70 entidades bancarias a las que se podría enviar el requerimiento

Oleguer Pujol sale de su casa, en la zona alta de Barcelona, el miércoles pasado.

Oleguer Pujol sale de su casa, en la zona alta de Barcelona, el miércoles pasado. / DANNY CAMINAL

3
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / BARCELONA / I. MÀRMOL / M. BATALLAS / MADRID

El juez de al Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado que el bloqueo de las cajas de seguridad que puedan tener en diversas entidades bancarias las 26 personas y 38 empresas denunciadas por la trama de presunto blanqueo de capitales y fraude a Hacienda vinculada con Oleguer Pujol Ferrusola. El magistrado ha tomado la decisión a raíz de la petición que la Fiscalía Anticorrupción realizaba en la denuncia que derivó en la entrada y registro practicados el pasado 23 de octubre en la vivienda barcelonesa del hijo del expresidente de la Generalitat. Los agentes también entraron en el domicilio de su socio, Luis Iglesias, yerno del exdirigente del PP Eduardo Zaplana, y en la sede de cinco sociedades, entre ellas una empresa informática en la que se halló la forma de acceder al archivo en internet donde se almacenaba información.

La fiscalía solicitó en la denuncia, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, que un total de 70 entidades bancarias informaran a la policía de toda la información disponible sobre las cajas de seguridad contratadas por los denunciados, así como el «inmediato» bloqueo de las mismas, con «prohibición» de acceso a su contenido a cualquier persona no autorizada por el juzgado. La acusación pública, incluso, requería que los bancos aportaran el documento en el que constan las visitas realizadas a las cajas de seguridad. Fuentes cercanas a la investigación confirmaron ayer que el juez ordenó a los bancos que bloquearan las cajas.

SIETE 'PELOTAZOS' / La denuncia del fiscal ofrece una exposición detallada de los supuestos pelotazos llevados a cabo por el hijo pequeño de Jordi Pujol. Se trata de siete operaciones por valor de 2.000 millones ligadas a distintos paraísos fiscales. Entre ellas se encuentra la adquisición de un hotel en Canarias con dinero procedente de las Islas Vírgenes. También se investiga una macrooperación inmobiliaria del Banco Santander por valor de 2.040 millones.

«En los anteriores hechos participan diversas mercantiles que tienen en común su opacidad, su participación o/y domiciliación en territorios no cooperantes o paraísos fiscales, así como la presencia de Oleguer Pujol Ferrusola», detalla la denuncia. «El origen del dinero de las operaciones antedichas no puede determinarse merced a la interposición de sucesivas sociedades y sucesivas operaciones intersocietarias que difuminan tal origen», agrega.

Noticias relacionadas

UN PRIMO DE MATO / En concreto, el fiscal detalla la presunta participación en la trama de 26 personas. El primero del listado es Oleguer Pujol. Entre el resto de denunciados figura Alfonso Mato García-Ansorena, primo de la actual ministra de Sanidad, Ana Mato. Este diario se puso en contacto anoche con la ministra, quien apuntó que desconoce «por completo» a qué se dedica un familiar con el que mantiene «contacto cero» y al que no ve «hace años». «Es mi primo, sí. Pero no sé a qué se dedica o qué hace. No mantengo contacto con él desde hace años. Contacto cero. No sé  nada de él »,  recalcó.

QUERELLA DE PODEMOS / El juez Pedraz asumió la instrucción del caso de Oleguer Pujol tras la querella presentada por Podemos y Guanyem Barcelona el 2 de septiembre, a la que se sumaron después la Confederació d'Associacions de Veïns de Catalunya, la Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona y el Observatorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, así como ICV-EUiA y Procés Constituent. Pedraz decidió este martes otorgar la representación letrada a Podemos, puesto que fueron los primeros en interponer una querella, y, por tanto, será el partido de Pablo Iglesias el que se siente como acusación particular en el caso de Oleguer Pujol.