Las estrategias

Rajoy avisa de que en democracia no caben "astucias ni añagazas"

Reclama a Mas que respete la ley ante el temor de que intente burlar un nuevo veto

Camacho afirma que habrá margen para impugnar pese a las argucias del 'president'

Mariano Rajoy.

Mariano Rajoy.

2
Se lee en minutos
P. S. / MADRID

Mariano Rajoy sigue manteniendo por ahora un perfil bajo ante el «proceso participativo» del 9-N para que el foco informativo se coloque sobre las desavenencias entre CDC y ERC. Sin embargo, no puede obviar las noticias que llegan de Catalunya. Ayer, camino de Brujas (Bélgica), leyó que Artur Mas está planeando convocar esa nueva consulta con pocas horas de margen para impedir que el Gobierno central la pueda impugnar, tal como adelantó este diario. A su llegada a la ciudad flamenca, Rajoy aprovechó el discurso que dio en la apertura del curso académico del Colegio de Europa para enviarle un mensaje a Mas, que hace unos días reclamó «coraje» y «astucia» para lograr votar el 9-N. «Respetar el Estado de derecho y las normas de convivencia que nos hemos dado es requisito esencial de la democracia frente al que no caben astucias ni atajos ni añagazas», declaró el jefe del Ejecutivo.

Rajoy no citó al president de la Generalitat, pero no hizo falta. Buena parte de su alocución giró en torno a las ansias independentistas de parte de los catalanes. «Una Europa presa de nacionalismos secesionistas y excluyentes correría el riesgo de verse diluida y debilitada. No podemos permitir bajo ningún concepto que algo así suceda. El precio que pagaríamos sería demasiado alto y afectaría al fundamento nuclear del proyecto europeo», afirmó.

«UN REFERÉNDUM ENCUBIERTO» / El mensaje más contundente, para recordar que el Ejecutivo siga atento a todos los movimientos de Mas, se lo dejó a la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, que tras días quitando valor a la nueva consulta que prepara la Generalitat mostró su temor a que sea un «referéndum encubierto». Camacho considera que pese a que Mas intente burlar el veto del Estado al convocar el 9-N pocas horas antes, el Ejecutivo central tiene margen de actuación para impugnar.

Noticias relacionadas

USAR LAS MISMAS PAPELETAS / Los populares están analizando las similitudes entre las características que iba a tener el 9-N original y las que se conocen de la nueva consulta. En este sentido, el PPC sospecha que se puede dar un delito de malversación de fondos si Mas coloca las mismas papeletas que tenía previsto utilizar en un principio. «La democracia no permitirá que Mas se ría de la democracia, de las leyes y de la voluntad de todos los españoles», espetó la dirigente conservadora.

También en esa línea se manifestó el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que recordó que el Ejecutivo está vigilante para que «el resultado final no sea algo equivalente» a lo que el Constitucional suspendió.