imputado por blanqueo de capitales y delito fiscal

Pedraz busca datos de 7 pelotazos en la casa de Oleguer Pujol

La policía volcó ordenadores y bloqueó cajas de seguridad en ocho horas de registros

El juez investiga operaciones de 2.000 millones de euros ligadas a paraísos fiscales

Pedraz busca datos de 7 pelotazos en la casa de Oleguer Pujol
3
Se lee en minutos
MARGARITA BATALLAS / MADRID

Oleguer Pujol ya se había levantado cuando a primera hora de la mañana la policía llamó a la puerta de su casa, en la zona alta de Barcelona, con una orden de registro firmada por el juez Santiago Pedraz. Simultáneamente, su socio Luis Iglesias, yerno del exdirigente del PP Eduardo Zaplana, recibía una visita similar en su domicilio de Madrid. Los agentes también entraron en otras cinco sociedades. Estas pesquisas tenían como objeto «ampliar, contrastar o descartar» los indicios presentados por la fiscalía anticorrupción a principios de esta semana en el juzgado en una denuncia en la que acusa a estas dos personas y a otras 30 por blanqueo de capitales delito fiscal, cometidos a través de siete operaciones por un importe de unos 2.000 millones de euros.

Pedraz acordó el pasado 1 de octubre aceptar parcialmente la querella presentada por Podemos y Guayem para investigar la obtención, por parte de Oleguer Pujol, «de una importante cantidad de dinero cuyo origen es desconocido» procedente de las islas Vírgenes para adquirir un hotel en las Canarias. Además, el juez tuvo conocimiento de un informe de la auditoría Deloitte sobre Drago Capital, una plataforma de gestión e inversión inmobiliaria que gestiona Iglesias y que cuenta con sedes en Madrid y Portugal.

LOS MOTIVOS / Este documento fue analizado después por la fiscalía anticorrupción y por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la policía (UDEF), que elaboró un informe pericial que ha dado lugar a la denuncia del ministerio público, según fuentes de la investigación. En la denuncia, los fiscales pedían a Pedraz la práctica de los registros, a los que el juez accedió por ser «una manera rápida de conseguir la información». No obstante, la diligencia quedó limitada al volcado de los ordenadores y al bloqueo de las cajas de seguridad. Los agentes se hicieron con cajas de documentos, pero no se incautaron de ningún portátil.

En los primeros minutos del registro se comunicó al hijo menor de Pujol y a Iglesias que estaban detenidos, pero a las diez, la fiscalía informó, a través de una nota de prensa, que habían sido imputados, ya que se había considerado que «su permanencia en dependencias policiales resultaría desproporcionada». Sin embargo, tras concluir el registro, ocho horas después, Oleguer Pujol fue trasladado a la comisaría de la Verneda para prestar declaración, cosa que se negó a hacer.

Fuentes de la investigación explicaron que en esta investigación se intenta aclarar si Oleguer -a quien la policía considera el «cerebro» de las actividades económicas del clan Pujol- blanqueó dinero a través de la compra de 1.152 oficinas del Banco Santander en el 2008, 105 sucursales de Caja Madrid, varios inmuebles en Mallorca y el edificio del Consejo General de la Abogacía en el 2012 (este organismo desmintió esta adquisición en un comunicado).

Asimismo, están bajo sospecha operaciones realizadas entre la empresa Longshore y la división inmobiliaria de Prisa y se busca el origen de 15 millones de euros que estaban destinados a la construcción de una gran complejo comercial en Melilla, además de la compra de un hotel en las islas Canarias. Por ello, los registros se realizaron en Madrid, Barcelona, Valencia y Melilla y alcanzaron a tres sedes sociales, una de ellas especializada en colocar en la nube documentos informáticos.

Noticias relacionadas

Las mismas fuentes explicaron que los investigadores tratan de descubrir si estas transacciones inmobiliarias servían para traer desde paraísos fiscales dinero a España (y viceversa), ya que las mismas eran gestionadas con ampliaciones de capital entre sociedades que no contaban con la financiación suficiente. También se investigan hipotecas con garantías de préstamo otorgadas a personas jurídicas que no eran aparentemente titulares de los bienes que servían como garantía.

LOS PRIMEROS DATOS / En los primeros datos aparecen operaciones confusas como autopréstamos y sobrecostes de precios, según fuentes de la investigación. Pedraz ya apuntó que Oleguer Pujol participaba en sociedades «en las que algunos socios son mercantiles domiciliadas en Luxemburgo y Holanda» y que figura como administrador de Drago Mediterranean, constituida en los Países Bajos, que, «como se sabe, suelen tener matrices en las Antillas Holandesas». Oleguer Pujol tendrá que esperar a que la policía analice la documentación intervenida antes de comparecer ante Pedraz.