SEÍSMO POR UN FRAUDE FISCAL

Liechtenstein abre un nuevo frente judicial contra el 'expresident' Pujol

Un juez de Vaduz investiga al exjefe del Govern por un presunto delito de blanqueo de capitales

Suiza, como Andorra, se niega a colaborar con el juzgado de BCN que indaga el patrimonio familiar

Jordi Pujol sale del Parlament tras su comparecencia, el 26 de septiembre.

Jordi Pujol sale del Parlament tras su comparecencia, el 26 de septiembre. / JULIO CARBÓ

3
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / JOSE RICO / BARCELONA

Liechtenstein, el impronunciable paraíso fiscal centroeuropeo de 160 kilómetros cuadrados y 37.000 habitantes, ha provocado el enésimo quebradero de cabeza para la familia Pujol Ferrusola y, en concreto, para su patriarca. Un juez de Vaduz, la capital del país, está investigando al expresidente de la Generalitat ante la sospecha de un presunto delito de blanqueo de dinero. Estas pesquisas salieron ayer a la luz mediante un escrito remitido por la Dirección General de la Policía a la jueza de Barcelona que indaga el origen de la fortuna del clan, a la que se le solicita que remita a las justicia de Liechtenstein toda la información sobre las causas abiertas contra Pujol; su mujer, Marta Ferrusola, y sus siete hijos.

En el oficio, registrado en el juzgado de instrucción 31 de Barcelona el pasado 14 de octubre, Interpol España comunica a la magistrada de Barcelona que la Princely Court of Justice de Liechtenstein ha abierto un procedimiento penal «por sospechas de blanqueo de dinero» contra una persona «de nacionalidad española y nacida el 9 de junio de 1930», identificada como Jordi Pujol Soley. Según prosigue el escrito, el juez de Liechtenstein Michael Jehle precisó que el requerimiento tiene como finalidad «preparar una solicitud de comisión rogatoria», por lo que reclama información sobre los procedimientos judiciales abiertos contra el expresident.

Por ese motivo, Interpol solicita a la jueza de Barcelona que investiga la querella de Manos Limpias tras la confesión de evasión fiscal de Jordi Pujol «si no tiene inconveniente» en poner sus diligencias en conocimiento de la autoridad judicial de Liechtenstein. En una providencia, la magistrada acepta la petición del país centroeuropeo, una vez sea firme su resolución, que es recurrible. Por su parte, la defensa de Pujol, en un escrito dirigido al juzgado barcelonés, se queja de que esté instruyendo una causa contra él basada «en la abstracta y genérica conjetura» de que se enriqueció durante su etapa como presidente de la Generalitat.

El de Liechtenstein es un capítulo más del cerco judicial a los negocios y la fortuna amasada por el clan Pujol. Investigaciones en varios frentes que avanzan, sin embargo, a trancas y barrancas. Después de que Andorra rechazase colaborar con la justicia española para facilitar información sobre los movimientos de dinero de los Pujol, Suiza ha seguido sus pasos y también ha rehusado de momento tramitar la comisión rogatoria que le solicitó la jueza.

REQUISITOS NO CUMPLIDOS / Según las autoridades helvéticas, el motivo es que la petición no cumple los requisitos. «No se indican la infracción de blanqueo ni la infracción previa. No se facilita ninguna precisión o indicación concreta sobre las supuestas actividades criminales del interesado», alega en una misiva el responsable de la Oficina Federal de Justicia de Suiza, Florence Albertini.

Añade este oficio que el juzgado de Barcelona tampoco señala relación alguna del expresident Pujol con Suiza y sostiene que la solicitud «parece ir dirigida a las autoridades de Andorra». Recuerda también que el Derecho suizo exige que estas peticiones de colaboración extranjera deben «mencionar principalmente la fecha y el lugar de la comisión de los hechos, las personas implicadas y su función», al tiempo que arguye que cuando los hechos tienen que ver con el blanqueo «se deben hacer constar también los hechos que fueron origen del dinero». No obstante, las autoridades suizas aseguran que están abiertas a colaborar si se aporta toda esta información.

Noticias relacionadas

En paralelo, la familia Pujol intenta frenar las querellas presentadas en su contra. El clan ha solicitado a la jueza de Barcelona que rechace la petición de partidos políticos, plataformas y particulares para adherirse como acusación popular en la causa, y que, si les admite, les imponga una fianza de 50.000 euros. Según los Pujol, la personación en el proceso de partidos como UPD y Plataforma per Catalunya no tiene «interés legítimo».

LA FISCALÍA / Por el contrario, la fiscalía, en varios escritos remitidos a la magistrada, ha solicitado que admita la personación de estas acusaciones populares para sumarse a la causa abierta a raíz de la querella presentada por el seudosindicato Manos Limpias. Paralelamente, en un escrito remitido también a la jueza, la fiscalía pide al instructor que una a las diligencias la denuncia presentada por el PSOE contra el expresident por delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.