27 sep 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL ESTRATEGA DE PODEMOS

Íñigo Errejón: "Entiendo que haya quien quiera irse de esta España"

"Cabalgamos la marca política más exitosa en España. Y tenemos el objetivo de ser la primera fuerza", asegura el dirigente de la fuerza que lidera Pablo Iglesias

IOLANDA MÀRMOL / MADRID

Es el cerebro estratégico de Podemos y sabe cuánto se juega este fin de semana en el encuentro presencial que el partido celebrará en Madrid, al que acudirán 8.000 simpatizantes. Íñigo Errejón es consciente de que con su propuesta de no concurrir a las municipales arriesga a doble o nada, como los detectives que protagonizan las novelas negras que lee. O leía. Porque desde que inició la aventura de Podemos vive pegado a una agenda y una obsesión: ganar la Moncloa para desalojar a "la casta" del poder.

-Podemos está en pleno examen. Si no se aprueban sus propuestas, ¿se van usted, Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero?

-Estaríamos en Podemos, pero no en la dirección. Los documentos que hemos presentado no son cromos intercambiables. Si este no es el rumbo que eligen los 130.000 inscritos para poder decidir, tendrán que conducir otros.

-Es un doble o nada.

-Claro, pero por un ejercicio de coherencia. El proyecto y las personas van juntos.

-Ustedes han propuesto no presentarse a las municipales con marca propia. ¿Habrá excepciones en ciudades clave?

-En las municipales no tenemos porqué vernos arrastrados. Ya sé que estamos pidiendo generosidad para ver que las elecciones no se acaban en tu municipio, porque que hay unas generales que librar. Pero en España hay 8.177 municipios. ¿Somos capaces de presentar candidaturas fiables en todos? Tengo mis dudas. El nivel de cesiones podría ser dañino. Todo el mundo sabe cómo rellenan las listas los grandes partidos. Con que en un 2% de los municipios algún concejal nos pudiera avergonzar, se convertiría en un escaparate. Sabemos que es una jugada arriesgada.

-¿De verdad van a renunciar a presentarse en Madrid?

-Es que en Madrid hay un proceso municipalista interesante, podríamos sumar fuerzas. Sería absurdo competir en Madrid, Barcelona o en Sevilla con gente que está haciendo política como Podemos sin llamarse Podemos.

-¿Habría líderes de Podemos en candidaturas conjuntas?

-Sí, claro. No solo en las listas, también apoyando, haciendo campaña.

-¿Cuál sería un buen resultado electoral para Podemos en las autonómicas y las generales?

-Un buen resultado electoral es un cambio irreversible en España.

-¿Qué significa eso?

-Significa que hemos roto el duopolio de la política. Tenemos el objetivo de ser primera fuerza. ¿Eso es alcanzable de inmediato? En algunos casos sí, en otros más difícil.

-¿En qué casos es alcanzable?

-Podemos pelear por las generales.

-¿Eso significa que cree que Pablo Iglesias puede ser el próximo presidente del Gobierno?

-Bueno, primera fuerza política no significa tener todos los apoyos para gobernar, pero podemos ser la fuerza más votada por los españoles. Ese es nuestro objetivo. Hay otros actores que tendrían que elegir si se ponen con una mayoría de cambio o prefieren conservar lo existente, en las generales y las autonómicas.

-¿Qué autonomías cree que puede ganar Podemos?

-Asturias, Madrid y la Comunidad Valenciana.

-¿Tienen candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid?

-Estamos en ello. Hay muchos compañeros de círculos sectoriales que quieren dar el paso. Pero primero hay que construir una fuerza política. En estos momentos cabalgamos la marca política más exitosa en España. Es alucinante que en Valencia los ciudadanos digan que votarían 'a quien presente Podemos' y todavía no saben quién es el candidato.

-Un tema en el que Podemos se pone de perfil: Catalunya. ¿Qué le parece la nueva propuesta de consulta de Artur Mas?

-Mas se subió a un tren en marcha del que no estaba convencido, se dejó arrastrar titubeando y demuestra que no está dispuesto a correr riesgos. Esto es un simulacro de consulta. Si Mas quiere cumplir su mandato tiene que llegar hasta el final y atreverse a convocar una consulta que tenga validez legal y civil.

-¿Dónde y cuándo se va a decidir si Podemos apoya la independencia?

-De momento no es una prioridad. Lo que sí es una decisión política es el derecho a decidir y que la posibilidad de construir un país juntos tiene que estar basada en la seducción y no en la imposición. Podemos está de acuerdo con garantizar que los catalanes puedan decidir su futuro. Estamos en un país de países y la integración se tiene que hacer en la capacidad de seducir y atraer al otro.

-¿La respuesta es cambiar la Constitución?

-Con la Constitución del 78 será difícil que solo empujando desde un territorio se pueda ejercer el derecho a decidir. Tenemos la impresión de que frente a un proyecto plurinacional, la voluntad de irse de España sería menor. No es un deseo, es solo una impresión. Me resulta comprensible que haya quien quiera irse de esta España. Yo, si tuviera otra nación, habría dicho: 'yo también me voy de aquí'. Nos encontramos con mucha gente que dice: 'yo con una España gobernada por Podemos no tendría tantas ganas de irme'.

-Elecciones adelantadas en Catalunya. ¿Les da tiempo?

-Nos tiene que dar. Hay que estar y Catalunya tiene suficientes particularidades como para que exploremos la fórmula con la que se va.

-¿Se presentarán con Guanyem?

-Si hubiera más actores con sintonía similar a la de Podemos, deberíamos explorar cómo sumar fuerzas. Hay muchas conversaciones informales, pero tenemos todas las energías volcadas en construir Podemos para estar en condiciones de dar la disputa por el poder en España.

-¿Y por seguirle robando votos al PSOE?

-Y al PP. El otro día salía una encuesta de Celeste-tel que decía que el 17% de nuestra intención de voto actual viene del PP y un 24%, del PSOE.

-¿Tiene más morbo robarle al PP que al PSOE?

-¡Claro! Y revela que hay una mayoría por el cambio y que podemos reordenar el tablero político.