Mas: "Lo que les da miedo es la respuesta"

"La Generalitat está preparada", afirma el president minutos antes de la suspensión del 9-N

El ’president’ Mas en la presentación de esta tarde en el Palau de la Generalitat

El ’president’ Mas en la presentación de esta tarde en el Palau de la Generalitat / CARLOS MONTAÑÉS

Se lee en minutos

FIDEL MASREAL / BARCELONA

El 'president' de la GeneralitatArtur Mas, ha afirmado, minutos antes de que el Tribunal Constitucional (TC) suspendiera la consulta soberanista, que "probablemente lo que les da miedo de verdad es la respuesta, lo que les debería dar miedo de verdad es que no pueda haber respuesta a una pregunta en una democracia y en un Estado de derecho".

Mas ha asegurado que la Generalitat "está preparada" para llevar a cabo la consulta y tiene la base construida "durante dos años". El líder de CiU ha replicado los argumentos del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contra la consulta. El 'president' ha afirmado: "Lo que estamos haciendo no es ilegal porque la legalidad permite actuar a la Generalitat. Y antes de actuar, escuchar, esto es la consulta". Mas ha inronizado sobre la celeridad "supersónica" con la que ha actuado el Estado y el TC, en su respuesta al 9-N. Y sobre la separación de poderes ha añadido: "Es Montesquieu en estado puro".

Críticas al presidente del TC

El 'president' ha recordado la anterior vinculación del presidente del TC con el PP y ciertas opiniones contrarias al autogobierno catalán, y ha recordado que por ello fue recusado por el Parlament y el Govern.

Noticias relacionadas

Mas ha hecho estas declaraciones en un acto instituiconal en el Palau de la Generalitat, en el que se ha presentado el libro blanco del Consell Assessor per a la Transició Nacional sobre la viabilidad económica y social de la independnecia de Catalunya. Un compendio de los informes que ha llevado a cabo este consejo durante los últimos 15 meses.

Al acto han asistido buena parte de los miembros del Govern, el Consell Assessor, representantes del Parlament, partidos como CiU y ERC, y personalidades de la sociedad catalana en el Saló Sant Jordi. Un espacio en el que, como en alguna ocasión anterior, el escenario disponía de una cortina negra de fondo que tapaba, entre otras cosas, el retrato del anterior rey Juan Carlos I.