24 oct 2020

Ir a contenido

Las siete preguntas que debe responder Jordi Pujol en el Parlament

El 'expresident' comparece para explicar el origen de la fortuna oculta en Andorra

Jordi Pujol, saliendo de su casa en Barcelona.

Jordi Pujol, saliendo de su casa en Barcelona. / ALBERT BERTRAN

En su carta de confesión del pasado 25 de julio, Jordi Pujol Soley se comprometió a comparecer ante quien se lo solicitara para acreditar que su testimonio era verídico. Esta tarde en el Parlament, el 'expresident' tendrá la oportunidad de aclarar los puntos oscuros de su relato. Defenderá la herencia de su padre como origen único de la fortuna andorrana.

Estas son las siete incógnitas que deberá responder Jordi Pujol:


¿Cuál es el origen de la fortuna depositada en Andorra?

Hasta ahora, el expresidente de la Generalitat solo se ha referido a una herencia de su padre, Florenci Pujol, para justificar la procedencia del dinero que su familia ocultó durante 34 años en Andorra. Su confesión por escrito del pasado 25 de julio presentaba importantes lagunas y contradicciones en ese punto.
Pujol no detalló a cuánto ascendió esa herencia, ni el recorrido que pudo tener el dinero antes de que se destapara su existencia repartida en varias cuentas a nombre de su mujer y de sus hijos. El expresident debería aportar al Parlament documentación acreditando el legado paterno. Y aprovechar que se decide a hablar para aclarar una de las contradicciones más llamativas: por qué su hermana Maria Pujol Soley, esposa del economista Francesc Cabana, uno de los fundadores de Banca Catalana, desconocía que el padre hubiera dejado una herencia con semejante patrimonio. 


¿Existe alguna vinculación de ese dinero con Banca Catalana?

Es inevitable que sobre el Parlament sobrevuelen esta tarde los interrogantes que aún hoy rodean el fiasco de Banca Catalana. No en vano, muchos ahorradores arruinados eligieron la entidad guiados por su sentimiento catalanista y su confianza en Jordi Pujol. El expresident deberá responder si parte de esa herencia andorrana corresponde al dinero que recibió en 1982 por el paquete de acciones de la entidad que pudo vender pocas semanas antes de la intervención del Banco de España.
La querella de los fiscales José María Mena y Carlos Jiménez Villarejo incluyó a los Pujol por la sospechosa venta de sus acciones y por haber concedido préstamos sin garantía al entorno de Convergència. En 1990 la Audiencia de Barcelona cerró al caso sin aclarar si Pujol pudo salvar su patrimonio, que hasta julio de 1982 ascendía a 326 millones de pesetas en acciones. 



¿Se utilizó ese dinero para generar ingresos??

Hasta ahora, solo ha trascendido el dinero que algunos miembros de la familia Pujol Ferrusola transfirieron de Andorra a España para liquidar con Hacienda las sanciones por la fortuna que habían tenido oculta.
Si Pujol defiende hoy, como avanza su entorno, que la herencia paterna es el único origen del dinero, deberá aportar la documentación que acredite cuánto les legó Florenci Pujol. El dinero se trasladó a Andorra desde Suiza en 1990. ¿Pero cuánto? Solo Marta Ferrusola y sus hijos Marta, Pere y Mireia ocultaban en Andorra 4,5 millones de euros. De los otros cuatro hijos, Josep se acogió a la regularización promovida por el ministro Cristóbal Montoro; Oleguer también regularizó y pagó 300.000 euros al fisco; Oriol hacía tiempo que había vaciado su cuenta, y Jordi no ha querido dar detalles, ni al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, sobre qué hizo con ese dinero. 


¿Por qué tardó tanto tiempo en regularizar la fortuna oculta?



Uno de los interrogantes que quedaron sin responder en el comunicado de Jordi Pujol es por qué su familia tardó tanto tiempo, tres décadas, en aflorar y regularizar su fortuna. En su confesión, el expresident asegurabaque «lamentablemente nunca se encontró el momento adecuado para regularizar esta herencia».
Por lo menos tres de sus hijos y Marta Ferrusola no regularizaron su parte de herencia, pero sí fueron tan conscientes de su existencia que de manera asidua viajaron a Andorra para sacar por ventanilla hasta 227.000 euros.
El político deberá aclarar si la publicación en El Mundo, el 7 de julio, de una información sobre la existencia de esta fortuna fue la causa de que el clan Pujol Ferrusola se reuniera el 12 de julio en Barcelona con sus asesores penales y tributarios para acordar aflorar el dinero, pagar las sanciones y que el patriarca diera la cara con una confesión y petición de perdón. 



¿Es o ha sido titular de alguna cuenta en el extranjero?


Es verdad que, en su carta de confesión de dos páginas, Jordi Pujol Soley asumió toda la responsabilidad por haber mantenido oculta una fortuna en el extranjero, pero señaló a sus hijos y a su mujer como los únicos beneficiarios del legado de Florenci. «[...] decidí encargar la gestión y regularización a una persona de máxima confianza de mi padre y mía, gestión de la que no quise saber nunca ni el más mínimo detalle», escribió.
Los diferentes procedimientos judiciales abiertos en Barcelona y Madrid ya han cursado varias comisiones rogatorias para determinar si existen otras cuentas, y no solo en Andorra, además de las ya conocidas de los miembros de la familia. Y aunque siempre se ha destacado el carácter austero del expresident, lo cierto es que existen sospechas de que la herencia pudiera estar en una cuenta en el Andbank a nombre del padre hasta que todos sus hijos alcanzaron la mayoría de edad. 



¿Está al corriente de los negocios de sus hijos?

ordi Pujol no puso fecha a su comparecencia en el Parlament hasta no saber el día en que su hijo mayor, Jordi, debía declarar como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. Su intención era no interferir con sus declaraciones en esa investigación. El primogénito quedó en libertad tras cinco horas en las que defendió ante el magistrado la procedencia lícita de su fortuna y negó el cobro alguno de comisiones.
Habrá que ver también cómo responde el expresident a las preguntas sobre los negocios de su hijo Oleguer. Para los investigadores de la fiscalía anticorrupción, este vástago con movimientos de fondos en varios paraísos fiscales es el verdadero «cerebro financiero» del clan Pujol Ferrusola y el encargado en los últimos años de «incrementar» una fortuna que para esos mismos investigadores no tiene más origen que el cobro de comisiones. 


¿Ha recibido algún tipo de presión política para confesar?


"Cuando me atacan a mí, atacan a Catalunya". Esa noche de 1984, desde el balcón de la Generalitat de la plaza de Sant Jaume, el recién reelegido president denunciaba una campaña de acoso y derribo contra su persona con la única finalidad de deteriorar la construcción de la autonomía.


¿Y ahora? A estas alturas del escándalo financiero del clan Pujol Ferrusola a nadie se le escapa que su evolución política y judicial en el tiempo ha coincidido con el decidido avance del proceso soberanista en Catalunya. El 'president' Artur Mas reaccionó apresuradamente a la confesión de Pujol diciendo que se trataba de un tema personal...

Quién sabe si esta tarde el expresidente volverá a acusar a Madrid de querer frenar el proceso soberanista al atacarle tanto a él como a los miembros de su familia. Algo de eso ya se ha destilado en los diferentes escritos que ha presentado ante la justicia el abogado Cristóbal Martell.