el periplo judicial de la familia del 'EXPRESIDENT'

Jordi Pujol hijo queda libre con cargos en su primer asalto judicial

El juez Pablo Ruz no le impuso ninguna medida cautelar porque el ministerio fiscal no la reclamó

El empresario no quiso responder sobre su dinero en Andorra ni sobre la confesión del padre

Jordi Pujol Ferrusola sube a un taxi tras declarar ante el juez Ruz, ayer.

Jordi Pujol Ferrusola sube a un taxi tras declarar ante el juez Ruz, ayer. / DAVID CASTRO

3
Se lee en minutos
M.BATALLAS / MADRID
O.GRAU / J. G. ALBALAT / BARCELONA

Seis horas después de llegar a la Audiencia Nacional, Jordi Pujol Ferrusola salió de esta sede judicial como entró: en libertad, pero imputado por delito fiscal y blanqueo de capitales. Ni el fiscal ni la Abogacía del Estado solicitaron al togado Pablo Ruz la adopción de medidas cautelares. Pujol hijo defendió la legalidad de todos sus negocios y negó que los mismos se hayan beneficiado de conexiones con la Generalitat.

Ruz le sometió a un intenso interrogatorio que se prolongó por su parte durante cuatro horas y otra más para contestar al resto de acusaciones y la defensa. Pujol contestó a todas las preguntas salvo a las referidas al comunicado de su padre en el que confesó que había escondido en Andorra la herencia de su padre, Florenci Pujol, durante 34 años. Y tampoco quiso dar explicaciones sobre sus cuentas en Andorra, ya que ha recurrido en este país la comisión rogatoria cursada por Ruz.

Pujol, defendido por el abogado Cristóbal Martell, ofreció todo lujo de detalles para acreditar la legalidad de sus negocios. Aportó documentación de los movimientos de divisas que llevó a cabo entre el 2004 y el 2012. Negó que su patrimonio alcance los 32 millones de euros que le atribuye la policía y rebajó esta cantidad hasta los ocho o 10 millones de euros. Una cosa es moverlo y otra tenerlo, explicó. También aseguró que una parte de este dinero lo invirtió en productos financieros del BBVA, que este colocó en las Islas Caimán. E informó de que estas operaciones eran conocidas por el Banco de España. Para ello, entregó al juez una relación de los movimientos superiores a los 3.000 euros que ha llevado a cabo en el BBVA .

Durante su «exhaustiva» declaración, ofreció «explicaciones extensas y concretas», según fuentes de su defensa, sobre sus actividades empresariales e inversoras en los últimos 10 años. Y, sobre todo, sostuvo que las mismas no han tenido «conexión» alguna con la política del Govern, además de negar que utilizase dinero público en sus negocios.

También explicó al juez que había cobrado «por los trabajos» que realizó y detalló algunas inversiones fallidas, como el proyecto de lanzar una tarjeta de crédito de prepago para inmigrantes mexicanos en Estados Unidos. Por ello, Pujol hijo aseguró que sus labores de asesoría «eran reales» y afirmó que había «tributado en España por ellas», aunque admitió que no se había acogido a la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Asimismo, destacó  que llevó a cabo esas labores de asesoramiento o intermediación dos años después de que su padre dejara la Presidencia de la Generalitat, cuando ya gobernaba el tripartito y el PSC en los ayuntamientos con operaciones sospechosas.

SOSPECHAS POLICIALES / La policía sospecha que estos servicios realmente no existieron. Por ello, el juez reclamó información a las empresas que presuntamente facturaron a Pujol hijo 8 millones de euros. Fuentes de su defensa rechazaron las conclusiones policiales.

Al término de su declaración, ni la fiscalía ni la Abogacía del Estado pidieron al juez la adopción de medidas cautelares, a pesar de que para Anticorrupción las explicaciones de Pujol hijo fueron «evasivas», según fuentes jurídicas. En cualquier caso, el partido no ha hecho más que comenzar y no se descarta que el juez llame ahora a declarar a los empresarios que trabajaron con Pujol Ferrusola.

Tras esta extensa declaración, le llegó el turno a Mercè Gironès, exmujer de Pujol hijo, que compareció durante más de dos horas ante el juez. Al igual que su exmarido tampoco quiso contestar a las preguntas relacionadas con la comisión rogatoria cursada a Andorra y declaró sobre la compra de una finca rústica que adquirió por 200.000 euros y vendió dos años después por más de cuatro millones de euros. Gironès también quedó en libertad con cargos y sin medidas cautelares.

Noticias relacionadas

OTRAS DILIGENCIAS / Ruz continuará hoy con la instrucción de este caso, ya que tiene previsto interrogar en calidad de testigo a Cristina Isabel de Francisco Cotorruelo, empleada de cuatro sociedades del matrimonio Pujol Gironès y fundadora de una quinta firma.

También ayer, el juez Santiago Pedraz movió ficha en la querella presentada por Podemos y Guanyem contra el clan Pujol después de que los denunciantes subsanaran un defecto procesal. El togado solicitó un informe a Anticorrupción sobre esta demanda, después de que Ruz le informase de que no está relacionada con Pujol Ferrusola.