REACCIONES AL DISCURSO DE MAS

ERC solo garantiza su apoyo a Mas si se celebra la consulta

PSC, PP y Ciutadans interpretan el mensaje del 'president' como una despedida

Esquerra asegura estar «encantada» de agotar la legislatura «si hay 9-N»

Los diputados siguen el discursode Artur Mas en el debate de política general, ayer.

Los diputados siguen el discursode Artur Mas en el debate de política general, ayer. / CARLOS MONTAÑÉS

2
Se lee en minutos
RAFA JULVE / BARCELONA

«Si hay 9-N estaremos encantados de que la legislatura acabe dentro de los plazos predeterminados», afirmó ayer el portavoz adjunto de ERC en el Parlament, Lluís Salvadó, una vez finalizado el discurso del president Artur MaspresidentArtur Mas. El mensaje está lanzado en positivo, pero de él puede interpretarse lo que también insinuó el dirigente de ERC en la misma rueda de prensa: el apoyo de los republicanos al Govern de CiU solo está garantizado en el caso de que se celebre la consulta de autodeterminación dentro de ocho domingos.

En los últimos días, altos cargos de la federación nacionalista, especialmente de Unió, con el conseller Ramon Espadaler entre ellos, no han parado de recordar una cláusula del pacto de estabilidad parlamentaria firmado por Mas y Oriol Junqueras el 19 de diciembre del 2012. En el apartado 5 del anexo referente a la consulta se indica el compromiso de CiU y ERC de convocar el plebiscito en el 2014, «de acuerdo con el marco legal que la ampare», pero con «la excepción de que el contexto socioeconómico y político requiriesen una prórroga». En todo caso, se añade, «la fecha será pactada por las dos partes signatarias», y no parece que Esquerra, al menos por ahora, esté dispuesta a modificar lo que también suscribieron ICV-EUiA y la CUP.

"Convicción y mucha gasolina"

Pese a liderar las encuestas, los republicanos han manifestado también en varias ocasiones que no son partidarios de que se adelanten las elecciones al Parlament ni que estas tengan un carácter plebiscitario en el que las fuerzas proconsulta confluyan bajo la misma lista. En estos momentos, toda su atención y toda su presión está fijada en el 9-N, avisos de «desobediencia civil» incluidos. Por eso Salvadó quiso enfatizar «la convicción, la determinación» y la «mucha gasolina» de Mas. La mayor crítica que le lanzó, con la boca pequeña, fue afearle que le faltara «proximidad emocional» con los ciudadanos más afectados por la crisis.

Noticias relacionadas

Mucho más duros fueron el PSC, el PPC Ciutadans, que coincidieron al ver en el discurso del líder de CiU un tono de «despedida» al dar los tres partidos por sentado que el 9-N fracasará. El socialista Maurici Lucena, además, reprochó al jefe del Govern que fuera «autocomplaciente» al acusar a otros de su «mala gestión» y «poco estético» al presumir de «transparencia» en pleno 'caso Pujol'caso Pujol«Es el fin de la carrera política de Mas», opinaron Carina Mejías (Ciutadans) y el popular Enric Millo, quien hizo hincapié en el «auxilio» solicitado por el president a los republicanos ante la «desesperación» por «no poder cumplir su objetivo».

También hubo críticas por parte de los otros dos partidos del bloque proconsulta. Dolors Camats (ICV) reprobó que Mas no mencionara el 'caso Pujol' y le replicó que no intente culpar al resto de partidos porque solo le corresponde a él convocar elecciones. David Fernàndez (CUP), además de censurar que el discurso del presidente fuera «dirigido a los mercados y no a la gente», avisó de que anticipar las elecciones «no es una buena solución».