La herencia de Florenci

Entre Marta Ferrusola y cuatro de sus hijos han liquidado a Hacienda 2,1 millones por su dinero ocultado en Andorra

Retiro vacacional 8 Jordi Pujol y Marta Ferrusola, en su casa de Queralbs (Ripollès), el pasado agosto.

Retiro vacacional 8 Jordi Pujol y Marta Ferrusola, en su casa de Queralbs (Ripollès), el pasado agosto. / EFE / ROBIN TOWNSEND

2
Se lee en minutos
JOSEP-MARIA URETA / BARCELONA

El legado que Marta Ferrusola y sus siete hijos recibieron de Florenci Pujol Brugat, padre del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, es el que ha localizado la Policía en Andorra, a partir de una información, aún confusa en su origen, sobre un movimiento de cuentas entre AndBanc y Banca Privada de Andorra (BPA) entre diciembre del 2010 y enero del 2011. El diario El Mundo anticipó, el 7 de julio pasado, la existencia de estos capitales desconocidos hasta entonces por el fisco español.

Dada la precisión de los datos publicados, los afectados directos por aquella información se reunieron en Barcelona el 12 de julio con sus asesores penales y tributarios y decidieron, a efectos del pago de impuestos, ordenar la transferencia interna entre el BPA y su filial Banco de Madrid de las cantidades necesarias para pagar a Hacienda. En total, se han liquidado 1,8 millones de euros a través del Banco de Madrid.

¿Cuánto han pagado Ferrusola y sus hijos? ¿Lo ha tenido que hacer también el padre? A la segunda pregunta, la respuesta es no. La herencia que legó Florenci Pujol a su nuera y nietos -presumiblemente en un documento jurídico en un tercer país, de ahí que su hija María, hermana del expresident, no lo supiera- se trasladó a Andorra desde Suiza en 1990, año en que el benjamín de los Pujol Ferrusola, Oleguer, cumplió 18 años.

Caminos diferentes

Una vez decidido regular esa cuenta, de acuerdo con la amnistía fiscal, que obligaba a comunicar a la Agencia Tributaria (AEAT) antes de abril del 2013 los depósitos bancarios en el extranjero existentes el 31 de diciembre del 2012, cada uno de los ocho titulares debía actuar de manera diferente, dado que hicieron usos distintos de la cuenta. En total, las cuentas del BPA acumulaban 4,5 millones de euros.

De las informaciones publicadas, y no desmentidas hasta ahora, consta que tras la reunión del sábado 12 de julio se presentaron ante la Agencia Tributaria cuatro declaraciones complementarias, saldadas a partir de la nueva cuenta en el Banco de Madrid. Cuatro de ocho. Las de Marta Ferrusola y sus hijos MartaPere y Mireia. Los otros cuatro vástagos no procedieron a realizar esa regularización por motivos distintos.

Josep Pujol ya se había acogido a la regularización anterior promovida por Montoro. Las cantidades que pagó son, de momento, desconocidas, porque no se distinguía de otras cuentas y operaciones no declaradas. Su última y más conocida actividad fue a través de la consultora Europraxis, adquirida y amortizada por Indra.

Los otros dos hermanos ausentes de la regularización decidida el 12 de julio son Jordi y Oriol Pujol Ferrusola. Ambos estaban ya entonces fuera de las cuentas andorranas heredadas del abuelo Florenci. Fuentes jurídicas confirman que Jordi será interrogado hoy por el juez Ruz sobre qué usos hizo de esta cuenta andorrana.

Noticias relacionadas

Oleguer Pujol, que en su cuenta andorrana acumulaba 800.000 euros, la regularizó, pero no a través del Banco de Madrid como su madre y sus tres hermanos. Liquidó 300.000 euros al fisco a través sus cuentas bancarias en España.

En conclusión, la familia Pujol-Ferrusola ha pagado hasta el momento a Hacienda 2,1 millones.