EL DELITO FISCAL DEL EXLÍDER NACIONALISTA

CiU y Esquerra evitan acelerar la comisión del 'caso Pujol'

La votación sobre la investigación será en el pleno ordinario del 1 y 2 de octubre

CDC prevé que el 'expresident' se explicará en la Cámara el 29 de septiembre

Jordi Pujol, el pasado día 1.

Jordi Pujol, el pasado día 1. / ÁLVARO MONGE

2
Se lee en minutos
RAFA JULVE / BARCELONA

Unos porque no quieren que la polémica se desinfle y les va perfecto que se siga hablando de ella la semana que viene, justo antes o después del debate de política general, del referendo en Escocia y de nuevas etapas en el proceso soberanista. Los otros porque no quieren que esa cuestión tape precisamente otros asuntos de carácter identitario, incluida la votación de la ley de consultas, que si no tiene lugar el día 19 por la tarde poco se distanciará en el calendario.

El caso es que el PPC propuso este martes en la junta de portavoces del Parlament la celebración de un pleno extraordinario el día 15, el 18 o el 19 para votar si se constituye una comisión de investigación sobre el 'caso Pujol', una medida que fue rechazada (sin necesidad de llegar a votarse) por CiU y ERC. Por tanto, se seguirán cauces no urgentes y la decisión se tomará en el pleno ordinario del 1 y 2 de octubre.

Esa negativa de nacionalistas y republicanos a acelerar el ritmo le sirvió al portavoz del PPC, Enric Millo, para arrimar el ascua a su estrategia e insistir en que ERC está dando «marcha atrás» después de haber firmado (junto con ICV-EUiA y la CUP) una de las dos peticiones de comisión de investigación (la otra la suscriben los populares y Ciutadans). «Se confirma la falta de coherencia de Esquerra después del tirón de pelos y del toque de atención del president Artur Mas [en una entrevista en 'El Temps' en la que afeaba la «politiquería» de los republicanos con el 'caso Pujol']», afirmó el dirigente conservador.

ERC denuncia "manipulación"

Noticias relacionadas

«ERC prima el proceso independentista sobre la necesidad de aclarar los temas de corrupción», prosiguió Millo en declaraciones a la prensa en los pasillos del Parlament. Minutos después, los republicanos replicaron con dureza al PPC y lo acusaron de «manipular y tergiversar» lo sucedido en la junta de portavoces. Admitieron, eso sí, que no habían aceptado el pleno extraordinario, pero negaron estar dando ninguna marcha atrás para que la Cámara investigue al expresident. Insistieron incluso en que la comparecencia del fundador de CiU en la comisión de Afers Institucionals (CAI) no variará su posicionamiento y seguirán defendiendo que se abran pesquisas no solo sobre ese delito fiscal, sino sobre otros muchos asuntos turbios de la política. En todo caso, el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, avanzó que su partido votará en contra de que Mas también comparezca en la futura comisión, como pidieron el lunes el PPC y Ciutadans. Los populares, para redoblar la presión, presentaron este martes una solicitud para que el president explique en pleno «si tiene conocimiento del supuesto cobro de comisiones ilegales durante la etapa de Pujol en el Govern».

En cuanto a la comparecencia del exmolt honorable en la CAI, ­fuentes del Parlament explicaron que trabajan para que esta se produzca el 26 de septiembre, aunque se debe pactar con el propio Pujol. Fuentes de Convergència, sin embargo, prevén que su exlíder acabará rindiendo cuentas en la Cámara la semana siguiente, el lunes día 29.