ERC avisa de que aplazar la consulta sería un "engaño" a los catalanes

Bosch recuerda que convocar el referendo del 9-N es un compromiso firmado del Govern

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / Barcelona

El portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha considerado este martes un error que la vicepresidenta del Govern, Joana Ortegahaya abierto la puerta a retrasar la consulta soberanista y ha advertido de que una demora sería "un engaño al pueblo catalán". "Ya tenemos uno. ¿Para qué queremos otro 9 de noviembre? ¿Qué cambiará?", se ha preguntado el dirigente republicano, que ha recordado al Ejecutivo catalán que no convocar la consulta del 9-N supondría incumplir no solo el pacto de gobernabilidad firmado con Esquerra, sino también el acuerdo sobre la fecha y la pregunta de la consulta, que apoyaron ERC, ICV-EUiA y la CUP.

Bosch ha afirmado que no caben planes bplanes b porque "quien manda es el pueblo de Catalunya", cuya voluntad de votar su futuro "pesa más que un papel firmado por el presidente del Tribunal Constitucional" o "una decisión tomada en un despacho político". Así ha querido responder el diputado de ERC a las declaraciones de algunos miembros del Govern, como Ortega y el 'conseller' de Territori, Santi VilaSanti Vila, que cuestionan que la consulta pueda celebrarse si el Constitucional tumba la ley de consultas que el Parlament aprobará en septiembre. Bosch ha advertido de que estas tesis pueden desembocar en un "divorcio" entre el Govern y la sociedad catalana.