Ir a contenido

El órdago soberanista

23 asuntos pendientes y alguna puerta abierta

Choque total en política lingüística y quejas de invasión competencial

Hubo avances en relación a la mejora de las condiciones en relación al FLA

FIDEL MASREAL / Madrid

El nuevo clima de diálogo inaugurado ayer entre Mariano Rajoy y Artur Mas verá o no sus frutos en meses, semanas o, incluso, días, como dijo el presidente catalán, que entregó a su interlocutor un documento con 23 propuestas. En la mayoría chocan, pero otras son resolubles y el propio Mas cree posibles algunos acuerdos.

FINANCIACIÓN

3 El president se quejó de que el Gobierno incumple la ley de financiación autonómica, en virtud de la cual este año debería ya estar en vigor la actualización del modelo. Advirtió de que la insuficiente financiación de las arcas públicas catalanas le hacen imposible cumplir con la reducción del déficit público, fijada en el 1%. Y lamentó que el argumento del Gobierno para no abrir este debate sea, simplemente, que genera complicaciones políticas.

EL FLA

3 Mas acogió con una prudente satisfacción el anuncio del presidente del Gobierno de una mejora de las condiciones con las que las autonomías recibirán el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), a falta de concreciones definitivas al respecto sobre  estas mejoras en relación a la carga financiera y el pago de intereses.

ACUERDOS PENDIENTES

3 Mas le transmitió a Rajoy la necesidad de cumplir con pactos firmados entre ambas administraciones, como el suscrito por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, en relación a los 759 millones de la disposición adicional tercera del Estatut. Pacto firmado en una comisión bilateral. También reclamó 500 millones en concepto de compensación por la tasa a las entidades financieras que el Estado implantó con un gravamen nulo poco después de hacerlo la Generalitat.

INFRAESTRUCTURAS

3 Mas puso como ejemplo de conflicto que se puede desbloquear en cuestión de días la lanzadera de Sants a la terminal 1 del aeropuerto de El Prat, y que se financiaría mediante una concesión privada. Añadió el jefe del Ejecutivo catalán en este capítulo una serie de obras viarias y ferroviarias pendientes, pese a estar ya adjudicadas y licitadas para poder emprender los trabajos en cualquier momento.

LEY DE DEPENDENCIA

3 Mas se quejó del incumplimiento de la Administración central, que está obligada por ley a aportar, al menos, la misma cantidad que destine cada autonomía a la ley de dependencia. En ello no hubo acuerdo más allá del comunicado de la Moncloa, en el que se asegura que las futuras medidas del Gobierno de impulso a la reactivación económica y su reforma fiscal van a ser beneficiosas para Catalunya y la prestación de sus servicios públicos.

REFORMA DE LA LEY LOCAL

3 Como ha explicitado el municipalismo en Catalunya y en el conjunto de España, Mas mostró al presidente del Gobierno su oposición a la ley de reforma de la administración local, porque se trata de «una invasión competencial en toda regla». De hecho, el president se quejó de un proceso global de «recentralización» por parte del Ejecutivo del PP llevado a cabo de forma progresiva.

POLÍTICA LINGÜÍSTICA

3 Esta fue una de las carpetas más destacadas por Mas en su comparecencia. Mostró su rechazo a la ley Wert por la «invasión competencial absurda y dolorosa» que representa respecto al modelo de inmersión lingüística en catalán. Ahí no hay margen de maniobra, y la carpeta catalana incluye la petición de que se reconsidere la ley en su totalidad. «Es una cuestión de voluntad política», sostuvo. El comunicado del Gobierno no hizo mención alguna a la cuestión. Y el departamento de Ensenyament no espera avances positivos en este sentido.

POLÍTICA LABORAL

3 Por un lado, Mas se lamentó del recorte en las políticas activas de empleo y en ámbitos de extrema sensibilidad social, como los centros especiales de trabajo. Por otra parte, compartió en su comparecencia ante los medios de comunicación un balance muy similar al del Gobierno en relación a la reforma laboral aprobada por Rajoy con el apoyo de CiU: «No es una bicoca, a corto plazo ha generado más paro, pero con el paso del tiempo se ha demostrado que ha ayudado a crear empleos. El problema es que son demasiado precarios o poco retribuidos. La cuestión es si es mejor empleos precarios o paro puro y duro, porque si estos empleos se consolidan, pueden llegar a ser menos precarios», adujo.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

3 El presidente de la Generalitat sacó pecho en lo referido a la creación de puestos de trabajo en Catalunya, la mitad de todos los creados en España en el último año. Y reivindicó la necesidad de que la locomotora económica que es Catalunya reciba suficiente oxígeno para seguir tirando del carro. Rajoy, en su comunicado, mostró su disposición a ayudar a Catalunya en este sentido. No hubo más concreciones.