Ir a contenido

ESCÁNDALOS ECONÓMICO-POLÍTICOS

El 'expresident' Jordi Pujol reconoce que tuvo una herencia millonaria no regularizada en el extranjero

Pujol pide "perdón" en una carta remitida a los medios catalanes y se compromete a comparecer ante las autoridades tributarias

EL PERIÓDICO / Barcelona

El ’expresident’ Pujol en su despacho a finales de 2013

El ’expresident’ Pujol en su despacho a finales de 2013 / JORDI COTRINA

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha admitido hoy, en una carta remitida a los medios de comunicación catalanes, que dispuso desde 1980 de dinero en cuentas en el extranjero sin regularizar, sin concretar la cantidad, como parte de una herencia de su padre, Florenci Pujol i Brugat, fundador de Banca Catalana, y que no han salido a la luz hasta que varios miembros de su familia han regularizado estas cantidades. Jordi Pujol confiesa que a pesar de "su conciencia y su cargo le empujaban a rechazar esta herencia" no lo hizo para respetar la voluntad de destinar estos fondos a sus siete hijos y a su esposa.

El expresidente reconoce que "en aquel momento la minoría de edad de la práctica totalidad de mis hijos me convertía en responsable legal de cualquier decisión" y que encargó la gestión y la regularización d estas cantidades a "una persona de máxima confianza" de su padre y suya. Sin embargo "lamentablemente", explica, durante todos esos años no se encontró el momento de regularizar los citados fondos, hasta que lo han hecho en los últimos días los miembros de su familia.

Pujol, consciente de la gravedad de la noticia, insiste en que él "es el único responsable", se compromete a "comparecer ante las autoridades tributarias" y las judiciales ""para acreditar estos hechos".

Y, finalmente, pide "perdón" a "tanta gente de buena voluntad que pueden sentirse defraudados en su confianza".

 

Temas: Jordi Pujol