EL Congreso de los socialistas catalanes

Sánchez promete al PSC trabajar por la reforma de la Constitución

El nuevo líder del PSOE soslaya la consulta y garantiza primarias abiertas en su partido

Pedro Sánchez, junto a Miquel Iceta y Carme Chacón, en un congreso extraordinario del PSC.

Pedro Sánchez, junto a Miquel Iceta y Carme Chacón, en un congreso extraordinario del PSC. / JOAN PUIG

1
Se lee en minutos
JOSÉ RICO / L'Hospitalet de Llobregat

El secretario general electo del PSOE, Pedro Sánchez, se ha comprometido este sábado ante las bases del PSC a trabajar para hacer posible la reforma federal de la Constitución. En su primer discurso en Catalunya como líder socialista, que ha coincidido con el congreso extraordinario del PSC, Sánchez no ha hecho referencia alguna a la consulta soberanista y se ha limitado a ofrecer a los catalanes "renovar el contrato" constitucional, al tiempo que ha instado a Mariano Rajoy y Artur Mas a "dejarse de reproches" y abrir vías de diálogo.

"España será federal", ha proclamado Sánchez ante los delegados e invitados del cónclave de los socialistas catalanes, que este sábado se celebra en L'Hospitalet. Y ha asegurado que su bandera es la misma ha enarbolado el PSC en los últimos años: "la de la convivencia y la concordia". Por ello, ha advertido a Rajoy y a Mas, en puertas de su anunciada reunión, que "se acabó el tiempo de los reproches y tiene que empezar el tiempo de la negociación y el acuerdo para reformar la Constitución".

Ya en clave interna, Sánchez ha garantizado la celebración de primarias abiertas en el PSOE para escoger al candidato a la presidencia del Gobierno ("Que no os quepa ninguna duda", ha señalado), aunque no ha aclarado cuándo tendrán lugar. El calendario de este proceso, previsto inicialmente para finales de año, enfrenta a dirigentes y barones socialistas. "Necesitamos cambiar el PSOE para cambiar España", ha apostillado.

No a las grandes coaliciones

Noticias relacionadas

El nuevo secretario general también ha asegurado que, bajo su mandato, "no habrá grandes coaliciones, ni en España ni en Europa", en referencia a posibles alianzas con el PP y con los conservadores europeos, tras haber ordenado a los eurodiputados del PSOE no apoyar a Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea. Sánchez también ha remarcado su compromiso con la regeneración política al afirmar que no le "temblará el pulso" si tiene que "echar a algún corrupto del partido".