El embajador de EEUU admite que "si las cosas cambian" en las relaciones entre España y Catalunya "las empresas tendrán que adaptarse"

Costos afirma que el debate independentista es una "cuestión interna" pero que es un proceso que sigue con atención

Artur Mas y James Costos, el año pasado.

Artur Mas y James Costos, el año pasado. / FRANCESC CASALS

2
Se lee en minutos

El embajador de EEUU en España, James Costos, ha afirmado este martes que el debate acerca de las aspiraciones soberanistas de los nacionalistas catalanes es "una cuestión interna" española que, sin embargo, su país sigue con atención. Durante un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, Costos ha sido preguntado por ese debate y la posible independencia de Catalunya y cómo siguen el asunto los empresarios estadounidenses que tienen inversiones en España y ha sido claro: "Siempre respondo lo mismo: por supuesto que es una cuestión interna. La embajada y los empresarios estadounidenses en España miran lo que está ocurriendo. Mi posición es que las cosas cambian y cualquier empresa tiene que pensar en el futuro. Ya veremos lo que ocurre y si las cosas cambian las empresas tendrán que adaptarse", ha dicho el diplomático.

Base de Rota

En su intervención, que ha tenido lugar en inglés, Costos ha subrayado que las relaciones bilaterales son "muy amistosas y productivas" y ha enumerado los ámbitos en los que se desarrollan, desde el económico hasta la seguridad, pasando por la cultura y la defensa. De la cooperación en materia de defensa ha asegurado que es importante, pero que no define las relaciones, aunque ha hablado del llamado "escudo antimisiles" de la OTAN con el despliegue en la base de Rota de cuatro destructores, de los que dos ya están instalados y los otros dos se incorporarán durante el 2015. Eso implicará 35.000 soldados estadounidenses cuya importancia no será sólo defensiva, según el embajador, quien ha recalcado que tendrán un impacto en la economía local y contribuirán a reforzar lazos personales con la población española de la zona.

Costos, que era un alto ejecutivo de la cadena de televisión HBO, llegó a España hace nueve meses, en un momento en el que ya habían saltado a la luz las revelaciones del exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, quien filtró documentos sobre las actividades de inteligencia de EEUU que afectaron a numerosos gobiernos aliados. En el caso de España Costos cree que no hay "ninguna cicatriz" transcurridos casi 13 meses de las primeras revelaciones. Para justificar su afirmación ha recordado la entrevista que en enero pasado mantuvieron en Washington el presidente de EEUU, Barack Obama, y el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy. Según el embajador, en dos ocasiones en esa reunión Rajoy dijo "claramente" que el asunto no iba a ser un problema ni a obstaculizar las relaciones.

Visita de Obama a España

Noticias relacionadas

Sobre visitas de Obama a España o de los nuevos Reyes a EEUU, el embajador ha señalado que el mandatario estadounidense viajará a Europa en septiembre para una reunión de la OTAN, "pero no hay indicios" de que pueda visitar España. Ha revelado que el rey Juan Carlos y Obama hablaron por teléfono hace un par de semanas y la hipótesis de una visita a España estuvo en la conversación.

A finales de septiembre tendrá lugar la asamblea general de la ONU, con la posibilidad de que acuda el rey Felipe VI, aunque no está confirmada por La Zarzuela, y miembros del Gobierno. "Seguro que habrá reuniones" (bilaterales), ha agregado Costos sin más precisiones.