Ir a contenido

BARÓMETRO POLÍTICO DE CATALUNYA DEL GESOP

CDC conseguiría casi los mismos escaños en el Parlament yendo sola que con Unió

Convergència rondaría los 29 diputados que lograría CiU al completo, mientras que UDC obtendría 6 o 7

El 43% de catalanes creen que la federación se romperá y el 40% ven bien la dimisión que se plantea Duran

RAFA JULVE / Barcelona

CDC conseguiría casi los mismos escaños en el Parlament yendo sola que con Unió

periodico

Si CiU se dividiera y los dos partidos de la federación se presentaran por separado a las elecciones al ParlamentConvergència Democràtica de Catalunya (CDC) sacaría prácticamente los mismos escaños que obtendría la coalición si se mantuviera unida. Según el último sondeo del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP), el partido de Artur Mas lograría entre 27 y 29 diputados yendo solo, mientras que Unió Democràtica de Catalunya (UDC) conseguiría 6 o 7 y pasaría a ser octava fuerza de la Cámara. Sin ruptura, la encuesta otorga a CiU 29 o 30 plazas en el hemiciclo, 20 menos que en la actualidad.

Además de Unió, el principal partido perjudicado en caso de divorcio entre convergentes y democristianos sería el PPC. Solo el 4,6% de los catalanes que votaron a CiU en el 2012 apostarían por el partido de Josep Antoni Duran Lleida si concurriera a los comicios en solitario. En cambio, UDC se nutriría de un 13% de los electores que dieron su apoyo a Alicia Sánchez-Camacho, cuya fuerza se quedaría con 8 o 9 diputados en el Parlament, 10 o 11 menos que ahora y 4 o 5 menos si la federación siguiera inalterable.

También habría un apreciable trasvase de votantes de Ciutadans a Unió (el 7%), así como del PSC (3,1%), que incluso podría perder dos escaños más y quedarse con 10 (la mitad que ahora) si hubiera ruptura en CiU. En cambio, ERC se beneficiaría de la nueva situación y asentaría su liderazgo con 39 o 40 diputados, los mismos o incluso uno más que le da el barómetro con la estructura de partidos actual.

La decisión de Duran

La encuesta del GESOP indica también que el 43% de los catalanes están convencidos de que Unió y Convergència acabarán rompiendo, un porcentaje que se sitúa en el 35,4%  en el caso exclusivo de los votantes de los nacionalistas (el 46,3% de ellos consideran que no será así).

Además, el 40% de los entrevistados ven bien la decisión de Duran de abandonar sus responsabilidades en CiU. En el caso de los electores de la federación, la cifra es del 37,7%.  

>> Lee la información completa del barómetro, en e-periódico.

0 Comentarios
cargando