28 mar 2020

Ir a contenido

Syriza y Podemos, idilio en la izquierda en busca del Gobierno

Pablo Iglesias visita a Alexis Tsipras, ganador de las elecciones europeas en Grecia

ANDRÉS MOURENZA / Atenas

Pablo Iglesias, con Alexis Tsipras, este sábado, en Atenas.

Pablo Iglesias, con Alexis Tsipras, este sábado, en Atenas. / ANDRÉS MOURENZA

No cabe duda de que las estrellas del momento en la izquierda europea son Alexis Tsipras, líder de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), ganador de las elecciones europeas en Grecia, y Pablo Iglesias, líder de Podemos, vencedor moral de los mismos comicios en España.

Y ambas organizaciones viven un periodo de romance político, la una deslumbrada por los éxitos de la otra y viceversa, convencidas de que 'sí, se puede' construir una alternativa a la política tradicional y que la izquierda a la izquierda de la socialdemocracia está más cerca que nunca del poder.

Comienzan a caer gruesas gotas sobre el jardín de la Universidad Agrícola de Atenas obligando a suspender los discursos de Tsipras y otros representantes de la izquierda europea cada poco tiempo. Pero, durante la intervención de Iglesias, los asistentes aguardan con atención. "Basta ya de reducir la democracia a elegir entre A y B, entre Coca-Cola y Pepsi, entre PP y PSOE, Nueva Democracia (ND) y Pasok". Y el público prorrumpe en aplausos.

Visita de Podemos a Grecia

El idilio comenzó a forjarse en el primer viaje de Iglesias a Bruselas y este fin de semana se ha plasmado con la visita de una delegación de Podemos a Grecia, donde Syriza busca forzar unas elecciones anticipadas para lograr el asalto final a la gran coalición entre ND y Pasok, cada día más menguante.

"Esta reunión ha sido muy importante para nosotros. No solo porque desde este momento vamos a tener una relación y una cooperación muy buena con Syriza, sino porque para nosotros Syriza es una esperanza para el pueblo europeo", explicó Iglesias tras el encuentro. Para el líder de Podemos si Syriza gana en Grecia esto abre la oportunidad para que en otros países se produzcan otras victorias similares. "En España y en Grecia tenemos problemas comunes. Y nos hemos encontrado en el mismo periodo en las plazas, en inmensas manifestaciones, para reclamar una vida digna. Estamos de acuerdo en que en ambos países, y también en Europa, son necesarias nuevas ideas y nueva gente, un aire nuevo en la relación entre ciudadanos y política", explicó Tsipras por su parte.

En el fondo, existen ciertas diferencias entre Syriza y Podemos: mientras el primero exhibe con orgullo su izquierdismo, el segundo trata de evitar el encaje dentro del eje izquierda-derecha; además, frente al nuevo cuño de la formación de Iglesias, la de Tsipras es, como Izquierda Unida (IU), un partido que tiene sus raíces en los movimientos eurocomunistas de la década de 1980 y que, pese a que hasta hace dos años no dio la campanada electoral (antes no cosechaba más del 5% de los votos), sus dirigentes tiene una larga y dilatada carrera política. En cambio les une su cercanía a los movimientos sociales y, especialmente, la novedad del éxito.

Este acercamiento entre Syriza y Podemos puede verse con cierto recelo por parte de IU, que junto al partido de Tsipras es miembro fundador del Partido de la Izquierda Europea. De hecho, las dos formaciones españolas ya han tenido sus roces por hacerse con una de las vicepresidencias del grupo GUE-NGL en la Eurocámara. 

"Construir una nueva mayoría política"

Pero Iglesias insiste en que el objetivo de Podemos es "construir una nueva mayoría política" y "gobernar", y para ello su mano está tendida a la cooperación con otras fuerzas en España aunque, avisa, "sea esto posible electoralmente o no". Desde Izquierda Abierta, uno de los grupos que conforman IU, Tasio Oliver -que también se encuentra en Grecia participando en un encuentro de movimientos izquierdistas europeos- quita hierro a los roces y se muestra convencido de que con Podemos y otros grupos políticos se logrará "compartir un proyecto de cara a las municipales" en torno a candidaturas como la que podría encabezar Ada Colau en Barcelona: "La sociedad española no perdonaría que la izquierda no llegase a un acuerdo".

Temas Podemos