Ir a contenido

El Parlamento vasco reclama el fin de la dispersión de los presos de ETA

PNV y EH Bildu unen sus votos para defender el fin "de esta vulneración de derechos"

AITOR UBARRETXENA / San Sebastián

El Parlamento vasco ha reclamado este jueves, con el único apoyo de PNV EH Bildu, el fin de la dispersión de los presos de ETA para "fortalecer la paz y la convivencia". Ambas fuerzas han exigido al Gobierno central que acabe con lo que consideran una "vulneración de derechos humanos" de los reclusos y de sus familiares, y han expresado que atender esta reclamación es un "deber humanitario". PSE, PP y UPD se han opuesto a esta petición.

La iniciativa aprobada se recoge en una proposición no de ley de la coalición aberzale, en la que se considera que "no existe ningún impedimento legal" para poner fin a esta política penitenciaria, y hace mención a que así lo demandan los propios presos, "sus familiares y la mayoría de la sociedad vasca". El debate ha llegado a la Cámara vasca después de que el presidente de SortuHasier Arraiz, denunciara que el Gobierno de Mariano Rajoy ha rechazado ya algunas de las peticiones individuales de presos de de la banda para su acercamiento a cárceles vascas.

El texto respaldado por las fuerzas nacionalistas considera que la dispersión "no es conforme" a las recomendaciones y principios internacionales para el tratamiento de detenidos y encarcelados. El portavoz de EH Bildu, Julen Arzuaga, ha defendido que el alejamiento de los presos supone "un pisoteo continuo de sus derechos fundamentales" y ha resaltado que no existen problemas jurídicos ni técnicos para ponerle fin "porque en la cárcel de Zaballa (Álava) hay suficiente espacio". Por su parte, el parlamentario peneuvista Joseba Egibar ha reclamado que la política penitenciaria "se adapte a la nueva realidad" que supone el cese de la actividad de ETA y al hecho de que los presos de ETA hayan aceptado acogerse a medidas de reinserción individualizadas.

"La dispersión morirá con ETA"

Los socialistas han optado por defender su propia enmienda sobre esta cuestión, en la que apuestan por una "política penitenciaria consensuada, dinámica y flexible y basada en la reinserción" e instan a los presos de la banda a "romper con ETA" de forma individualizada. En este sentido, el parlamentario de PSE Rodolfo Ares ha considerado que "el futuro de los presos está en manos de los presos".

El representante popular Borja Sémper ha hablado en nombre del Gobierno central al asegurar que no admitirán la interlocución de "ninguna banda terrorista" para hablar de política penitenciaria y ha anunciado que "la dispersión nació con ETA y morirá con ETA". Además, ha recordado que, aunque el PNV no participó en el diseño de la dispersión, "sí estuvo en su aplauso político" y se ha dirigido a Arzuaga para pedirle "humildad" cuando hable de derechos humanos.

También ha apoyado la dispersión de los presos el dirigente de UPD Gorka Maneiro, quien ha defendido que "es legal y "no vulnera derechos fundamentales", por lo que ha reclamado que se mantenga "porque ETA sigue vigilante y amenazante".

Miembros de Etxerat, la asociación de familiares de presos de ETA, han comparecido ante los periodistas tras la votación para "congratularse" por el posicionamiento aprobado y censurar la "gravísima actitud" de aquellos partidos que todavía hoy "siguen respaldando" esta "cruel política de dispersión".

Temas: El fin de ETA

0 Comentarios
cargando