El Rey ha sufrido ocho operaciones quirúrgicas en tres años y crecientes problemas de movilidad

Los accidentes y la artritis han erosionado el estado de salud del monarca hasta hacerle muy difícil el cumplimiento de la agenda real

Se lee en minutos

La precaria salud del rey Juan Carlos I ha quizás obligado al monarca a asumir la conveniencia de la abdicación. Y es que ocho operaciones en tres años es excesivo incluso para un rey. Las últimas apariciones públicas del monarca mostraron un empeoramiento general de su salud. Los problemas de movilidad han sido evidentes. 

La operación más complicada se produjo en marzo del pasado año. Técnicamente, una estenosis de canal y un agravamiento de una hernia discal. En las anteriores ocasiones fue intervenido de un pulmón, una rodilla, el talón de Aquiles y las dos caderas, una de ellas revisada en la última intervención quirúrgica para minimizar los efectos de la artrosis.

El traumatólogo Ángel Villamor ya había intervenido al Rey para implantarle una prótesis en su cadera derecha, también desgastada por la artrosis y que se fracturó tras sufrir una caída en su polémico viaje de caza a Botsuana. Días después de esta intervención, Don Juan Carlos tuvo que regresar al quirófano tras sufrir una luxación.

Accidentes

El historial de accidentes del Rey es todo menos escueto. En 1981, Juan Carlos chocó con una puerta de cristal que da al jardín del Palacio de la Zarzuela tras un partido de squash, lo que le provocó heridas en varias partes del cuerpo (tórax, muslo, antebrazo izquierdo, manos y nariz). Tuvo un mes el brazo izquierdo escayolado porque un cristal le había cortado el nervio radial.

Dos años despues, sufrió una caída en la estación suiza de esquí de Gstaad que le provocó una fisura de pelvis. Tuvo que guardar cama un mes y llevó muletas durante semanas. Además, como consecuencia del percance, se le detectó una fibrosis que le extirparon en la clínica Sant Josep de Barcelona en 1985.

Un segundo accidente practicando esquí le llevó al quirófano el 30 de diciembre del 2001. Un esquiador le había derribado involuntariamente mientras esquiaba en Baqueria-Beret y fue operado en el hospital madrileño Puerta de Hierro de una lesión en la rodilla derecha que le había afectado al platillo tibial externo. Tuvo que usar muletas hasta abril de 1992.

En el 2001, el Rey fue operado de varices y el 8 de mayo del 2010 se le extirpó en el Hospital Clínic de Barcelona un tumor benigno en el pulmón derecho. Esta última intervención duró dos horas y media.

La operación de rodilla a la que se sometió el Rey en junio del 2011 fue realizada por el doctor Angel Villamor y se prolongó durante tres horas. En septiembre de ese mismo el Rey fue intervenido quirúrgicamente de una rotura del tendón de Aquiles izquierdo, mediante una cirugía abierta de reconstrucción y refuerzo con auto-injerto y plasma rico en factores de crecimiento.

Viaje a países árabes

El último viaje por los países árabes han dejado claro incluso al monarca que ya no está para lo que la agenda exige. Poco antes ya había sufrido en Marruecos, en Santiago (tras el accidente ferroviario para acompañar a las familias de las víctimas) y en el homenaje al futbolista Raúl en el Santiago Bernabéu.

*****Todas las operaciones del rey Juan Carlos I

1954: Es operado de apendicitis en Tánger

1981: Sufre un accidente en palacio de la Zarzuela tras un partido de squash con Manolo Santana. Al golpearse contra la puerta de cristal, que se rompió sufrió heridas en la nariz, ambas manos, antebrazo izquierdo, muslo y tórax, por lo que tuvo que ser intervenido durante varias horas y permaneció un mes con el brazo izquierdo escayolado, ya que un cristal le había cortado el nervio radial.

1985: Cae esquiando en la estación de Gastaad, en Suiza, y se produce una fisura en la pelvis. El periodista Jaime Peñafiel, cercano a la casa real, aseguró en 2011 que tres años antes, en 1983, había sufrido otra caída en la misma estación de esquí en la que se clavó un teléfono que llevaba en el bolsillo lesionándole un testículo que, siempre en la versión de Peñafiel, habrían tenido que extirparle.

1991: Lesión ocurrida cuando esquiaba en Baqueira Beret y fue derribado involuntariamente por otro esquiador.

Fue operado el día 30 de aquel año para reducirle una fractura por hundimiento de la meseta tibial externa, lo que le obligó a emplear muletas hasta abril de 1992.

2001: Intervención quirúrgica para eliminar varices en la pierna derecha.

2010: Extirpación de un nódulo benigno en el lóbulo superior del pulmón derecho.

2011: Reconstrucción del tendón de Aquiles del pie izquierdo y refuerzo mediante un autoinjerto y plasma rico en factores de crecimiento.

2011: Artoplastia en la rodilla derecha por una lesión que arrastraba desde un accidente de hacía 20 años.

2012: Fractura de la cadera derecha durante una cacería en Botsuana por la que se le coloca una prótesis.

Noticias relacionadas

2012: Operación para reducir la luxación en la prótesis de la cadera operada ese mismo año

2013:Operación de una hernia discal en la zona sacro-lumbar tras la agudización de una hernia que llevaba años diagnosticada. Fue intervenido en la clínica La Milagrosa de Madrid. La última vez que pasó por el quirófano fue el 21 de noviembre para implantarle una prótesis de cadera definitiva. El coste de las operaciones del 2013 fue de 165.189 euros.