Ir a contenido

ENTREVISTA EN 'LA CAFETERA'

Lola Sánchez: "El sábado todavía tengo que trabajar de camarera en dos bodas"

La parlamentaria de Podemos anuncia que su partido propondrá en la Eurocámara una rebaja colectiva de salarios y que los viajes se hagan en categoría turista

EDUARDO LÓPEZ ALONSO / Barcelona

Lola Sánchez.

Lola Sánchez.

Podemos y Lola Sánchez han conseguido su sueño. "El sábado todavía tengo que trabajar como camarera en dos bodas", ha declarado este miércoles la nueva parlamentaria en el programa de radio 'La Cafetera' de Radiocable.com. Hace solo tres meses impulsaba Sánchez la andadura de Podemos en Cartagena y en los próximos días ocupará un escaño en Bruselas. Iba cuarta en la lista de la formación de Pablo Iglesias y en ninguno de sus proyectos personales figuraba alcanzar esa responsabilidad. El próximo fin de semana trabajará, en lo que ella misma denomina su empleo precario, como camarera en un par de bodas ("creo", suelta como coletilla). El caso es que esta idealista-pragmática reconoce que la vida cambia para ella. "De ser camarera y estar calentándome la cabeza a ver a que país podría ir a buscarme la vida o qué estudios podía hacer para facilitarme encontrar un empleo un poco más estable, de repente me veo con la responsabilidad de representar a 1,2 millones de personas que han confiado en nosotros", ha reflexionado Sánchez.

Las perspectivas de futuro son hasta cierto punto abrumadoras. Esta parlamentaria, de aspecto agradable y sonrisa franca, es capaz de transmitir sus sentimientos ante su nueva etapa vital sin turbación aparente: "Da vértigo, pero nosotros (Podemos) ya hemos establecido medidas para evitar que no se nos vaya la cabeza", explica. Tiene claro que el éxito de Podemos no radica en las apariciones en televisión de Pablo Iglesias. En su opinión, los cinco parlamentarios conseguidos se explican porque "la gente no es tonta" y "tiene ganas de participar en su futuro", ya que "las personas en las que había confiado les han traicionado".

Propuestas

El plan de acción de los próximos cinco años de legislatura europea están claros en la cabeza de la nueva parlamentaria cartagenera. "Trabajaremos con una mano en la espalda", reconoce por su escaso peso en un Europarlamento de derechas, pero anuncia que van a "dar ejemplo de que otra política es posible". Afirma que tanto a nivel personal como colectivo, los elegidos por Podemos no quieren "ir a Bruselas para siempre". Para empezar, explica Sánchez la intención es "proponer a los demás parlamentarios que se bajen el sueldo y que dejen de ir en clase 'bussiness'". Esta politóloga a la que no se le caen los anillos, sobradamente preparada y hasta ahora joven en precario, quiere predicar con su ejemplo: "No va a pasar nada porque vayamos en clase turista", dice. 

0 Comentarios
cargando