Alfred Bosch anunciará que se presenta a las primarias de ERC en BCN

El diputado en el Congreso pretende una lista renovadora

Portabella y Amorós, en la línea de salida de los comicios internos

2
Se lee en minutos
XABIER BARRENA / BARCELONA

Superado el 25-M, toca ya pasar página y mirar cuál es la próxima fecha en rojo en el calendario (consulta o plebiscitarias mediante): las elecciones municipales de finales de mayo del 2015. ERC, ganador de los comicios del domingo en Catalunya, también se impuso en la ciudad de Barcelona por primera vez desde antes de la guerra civil. Las opciones de que los republicanos se hagan con la alcaldía tienen pues todo el fundamento que les otorga haber vencido en seis de los 10 distritos (Sant Martí y Ciutat Vella, entre ellos). Solo falta definir el candidato. Mientras se espera que el líder indiscutible en lo municipal en los últimos años, Jordi Portabella, diga si se presenta o no (parece que sí), el diputado en el Congreso Alfred Bosch dará el martes mañana un paso al frente y anunciará su candidatura a las primarias.

Según el entorno del diputado, el objetivo es hacer una lista renovadora «en la línea de lo que el partido ha hecho desde que está Oriol Junqueras al frente». Con todo, y como la secretaria general, Marta Rovira, comunicó la semana pasada a los tres posibles candidatos, la dirección será estrictamente neutral. ¿Tres candidatos? Sí. A los nombres de Bosch y Portabella se puede sumar el del vicesecretario Oriol Amorós. Fuentes del partido señalan que en los próximos días habrá una negociación para conseguir una lista única. De no hallarse un acuerdo se celebrarían primarias a tres en julio.

En principio el congreso de la federación barcelonesa de ERC debía encarrilar el refglamento de las primarias este miércoles. Pero según fuentes del partido ello no será posible por ala intervención del consejo de garantias por un defecto de forma. Ello da más tiempo a las tres partes para cerrar un pacto.

Noticias relacionadas

El entorno de Portabella y Amorós manifestaron sus dudas sobre la candidatura de Bosch, diputado en ejercicio en el Congreso y que, en caso de dejar el acta, por ejemplo, haría correr la lista hasta una candidata de Reagrupament, hoy partido en la órbita de CDC. "Y si no abandona el escaño, ¿hará campaña sobre Barcelona por un partido independentista desde Madrid? Además, según una voz, "un partido en crecimiento no reduce las caras en liza, sino que las amplía".

Los apoyos de Bosch anuncian que la renovación en Barcelona es irrenunciable. Dicho de otro modo, no desean ver a Jordi Portabella al frente de la candidatura por quinta vez. De fondo también subyace la voluntad de todos de no convertir en un problema interno la confección de la lista, sobre todo ahora que el partido ha ganado por primera vez en 78 años unas elecciones.