Polémica en la Diputación de Girona por el pago de asistencias que no se realizan

El ente supramunicipal ha creado un consejo de gobierno, con dietas a 1.000 euros, del que solo formarán parte los 15 diputados de CiU

Se lee en minutos
FERRAN COSCULLUELA / Girona

Los representantes del sindicato de funcionarios CSI-F en la Diputación de Girona han solicitado explicaciones al presidente de la corporación, Joan Giraut (UDC), tras conocer que hay 8 diputados que han cobrado adelantos de entre 10.000 y 42.000 euros por la asistencia a reuniones en las que finalmente no han participado.

El sindicato relaciona estas anomalías y estas deudas con la reciente creación de un nuevo organismo, el consejo de gobierno, ya que asegura que los diputados miembros cobrarán 1.000 euros por asistir a cada una de sus reuniones. Se da la circunstancia de que los integrantes de este nuevo organismo son los 15 diputados de CiU en la corporación, según ha trascendido este martes.

Joan Giraut ha negado las acusaciones del sindicato y ha asegurado que la diputación realiza un control trimestral de las asistencias para evitar estos desajustes. El presidente de la corporación ha recordado, además, que los diputados tienen un límite máximo mensual a la hora de cobrar las dietas por asistencia. Un tope que, según Giraut, todos cubren sobradamente con su trabajo, ya que acuden a más reuniones de las que cobran.

Investigación de los cargos de confianza

Noticias relacionadas

El representante del CSI-F en el ente supramunicipal, Josep Maria Amargant, ha denunciado que estas polémicas actuaciones se suman al debate abierto por los 34 cargos de confianza que asesoran a los partidos en la diputación. El CSI-F ha denunciado en varias ocasiones el papel de estos asesores, ya que considera que la mayoría de ellos no trabajan para la diputación, sino que son empleados de los partidos que cobran a cargo del presupuesto de la corporación supramunicipal. La denuncia ha llevado a la Fiscalía a abrir una investigación.

Amargant prestó declaración el pasado lunes ante la policía del Servicio de Vigilancia Aduanera, que se ha encargado del caso. En su declaración, el representante sindical, que compareció junto con otros tres funcionarios, ratificó que hay asesores que nunca han pisado las dependencias de la diputación. La policía también preguntó al representante sindical si conocía el caso de diputados que hubieran cobrado por asistir a reuniones de la institutición en las que no habían participado.