La actividad de la Corona

El Rey intenta crear «un clima de diálogo» ante el plan soberanista

El Monarca se está reuniendo estos meses con políticos y empresarios para buscar una solución

El jefe del Estado asistirá hoy en Barcelona a un acto judicial en el que coincidirá con Mas

Trabajadores de la factoría de Mercedes Benz aplauden al Rey, ayer, en Vitoria, cuando se dispone a posar para una foto de recuerdo.

Trabajadores de la factoría de Mercedes Benz aplauden al Rey, ayer, en Vitoria, cuando se dispone a posar para una foto de recuerdo. / EFE / DAVID AGUILAR

Se lee en minutos

PILAR SANTOS
MADRID

El rey Juan Carlos viaja esta mañana a Barcelona para entregar los despachos a la última promoción de la carrera judicial, un acto en el que también participará el president, Artur Mas. El jefe del Estado lleva 20 meses sin pisar Catalunya, un año y medio en el que el proceso soberanista se ha acelerado con una meta clara: celebrar un referendo sobre la independencia el 9 de noviembre.

El Monarca, símbolo de la unidad de España, según la Constitución, ya expresó claramente su posición en la carta que escribió en su web después de la histórica Diada de septiembre del 2012, una misiva en la que advertía del riesgo de «perseguir quimeras» y «alentar disensiones».

Aquella carta fue muy mal acogida por parte de los nacionalistas catalanes, que habrían preferido la discreción que, normalmente, caracteriza al Rey. Y es así, con prudencia y tacto, según fuentes de la Zarzuela, como desde hace unos meses está trabajando el Monarca para intentar aplacar el órdago del independentismo catalán. El jefe del Estado, según estas fuentes, está abordando el desafío soberanista en numerosas reuniones con políticos y empresarios, para intentar «crear un clima de diálogo» que relaje la tensión institucional.

«El Rey -explica un portavoz de la Zarzuela- no puede asumir ninguna iniciativa en este asunto, porque su papel, según la Constitución española, es el de arbitrar y moderar el funcionamiento de todas las instituciones. El diálogo ya es cosa de los políticos».

RESULTADOS MIRADOS CON LUPA / Esas reuniones del jefe del Estado continuarán una vez que pasen las elecciones europeas de este domingo. En la Zarzuela se mirarán con lupa los resultados en Catalunya. Los votos de cada partido y también la participación, ya que los comicios se han convertido en una previa de la posible consulta de noviembre.

El calendario que se maneja en la Casa del Rey tiene señalada en rojo la jornada electoral y también el 11 de septiembre. En medio, tres meses en los que el jefe del Estado aspira a que los dirigentes del PP, el PSOE y CiU encuentren una salida al reto lanzado por Mas y sus socios de ERC con el apoyo de ICV-EUiA y la CUP.

Según la Casa del Rey, también el Príncipe está participando en esta misión, la más complicada a la que hace frente la monarquía borbónica en las últimas décadas, y aborda este asunto en todas las audiencias que mantiene.

EN CAMPAÑA ELECTORAL / Felipe ha asumido la representación de la Corona de una manera especial en los últimos dos años por las numerosas operaciones a las que ha sido sometido el Rey, una circunstancia que lo ha llevado a viajar a Catalunya más de una docena de veces en el 2013. Además, la Fundació Príncep de Girona sigue ayudando a que su presencia se vea con naturalidad. En esa ciudad estará a finales de junio para entregar, un año más, los Premios del Fórum Impulsa.

Te puede interesar

La ceremonia de hoy, que se celebrará en el Auditori, tiene lugar en plena campaña electoral. Una presencia buscada por la Zarzuela, que también ha organizado actos esta semana en Bilbao al Príncipe (donde miembros de EH Bildu reclamaron a gritos el «derecho a decidir» en la entrega de premios en la que participaba), y en Vitoria (adonde el Rey viajó ayer para asistir a la presentación de un nuevo monovolumen de Mercedes Benz).

En el acto de este mediodía, muy protocolario, según fuentes de la Zarzuela, no está previsto que el Rey y Mas hagan ningún aparte. Además de los gestos y palabras que tenga con el president, será interesante escuchar el discurso del Monarca, puesto que el  caso Nóos sigue abierto.