Ir a contenido

REACCIONES EN INTERNET AL CRIMEN DE LEÓN

Interior y Justicia buscarán reformas legales para castigar los comentarios ofensivos en las redes sociales

Los mensajes publicados tras el asesinato de Isabel Carrasco avivan el debate sobre los límites de la libertad de expresión

"Vamos a trabajar conjuntamente para ver cómo podemos poner coto a esta situación", señala Fernández Díaz

Fernández Díaz ha señalado la importancia de poner coto a comentarios que incitan al odio o hacen apología del delito. / EFE / VÍDEO: ATLAS

Los mensajes subidos de tono que se han publicado en las redes sociales a raíz del asesinato de la presidenta de la Diputación de LeónIsabel Carrasco, han encendido el debate sobre los límites de la libertad de expresión. El Ministerio del Interior, cuyo titular, Jorge Fernández Díaz, ya anunció este martes una investigación para determinar si esos mensajes son constitutivos de delito, colaborará con el de Justicia para buscar reformas legales que persigan la "incitación al odio" en internet. Así se ha expresado este miércoles Fernández Díaz, quien ha señalado la importancia de "poner coto" a comentarios que incitan al odio o hacen apología del delito.

"Entendemos que esas conductas, en la medida que incitan al odio, deben ser perseguidas; por eso vamos a estudiar la manera de abordar instrumentos legales adicionales que permitan hacer compatible la libertad de expresión y el derecho de información con el derecho de los ciudadanos a su honor, intimidad y su seguridad", ha dicho el ministro del Interior en los pasillos del Congreso. "Vamos a trabajar conjuntamente Interior y Justicia para ver, en el marco de nuestro Estado de Derecho, cómo podemos poner coto a esta situación", ha añadido Fernández Díaz. Dos concejalas del PSOE gallego han dimitido a raíz, precisamente, de sus mensajes ofensivos en las redes sociales.

Desde Bucarest, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, condenó este miércoles por la noche los comentarios ofensivos sobre Carrasco tras su trágico asesinato: "Ahora lo que hay que estudiar es, si además de ese reproche ético y político, algunos de esos comentarios pueden tener consecuencias jurídicas como consecuencia de haber vulnerado la legislación", apuntó.

"Una plaza pública"

La número dos del PSOE, y candidata al 25-M, Elena Valenciano, por su parte, considera que no es necesaria una regulación específica para frenar o castigar los insultos en las redes sociales, sino que debe aplicarse la ley existente, "ni más ni menos". "Twitter es como una plaza pública; lo que no se puede hacer en una plaza pública tampoco se puede hacer en Twitter, esto es así", ha señalado en declaraciones a los periodistas.

"Una caza de brujas"

Por su parte, el diputado de IU Gaspar Llamazares ha denunciado que Interior busca en las redes sociales "un autor intelectual que no existe" del asesinato de Carrasco, y ha acusado a Fernández Díaz de llevar a cabo "una caza de brujas" en las redes "que solamente tiene una dirección", y que se dirige hacia "sus enemigos y adversarios".

El debate que han precipitado las reacciones al crimen de León tiene lugar dos semanas después de la operación de la Guardia Civil contra una veintena de personas en varias comunidades autónomas, acusadas de enlatecimiento del terrorismo a través de las redes sociales. Desde sus perfiles en Twitter y Facebook, los detenidos animaban a ETA a seguir cometiendo atentados.