POLÉMICA LINGÜÍSTICA

El Govern presenta un recurso de casación al Supremo por la imposición del 25% de materias en castellano

Rigau asegura que la medida sirve "para agotar todas las vías legales que hagan posible el respeto a los proyectos lingüísticos"

1
Se lee en minutos

La Generalitat presentará este jueves un recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS) contra el levantamiento de las suspensiones de los autos para la aplicación de un 25% de materias en castellano en cinco grupos de cinco centros catalanes.

Así lo ha confirmado este miércoles en Tortosa la 'consellera' de Ensenyament, Irene Rigau, que ha afirmado que la medida sirve "para agotar todas las vías que hagan posible el respeto a los proyectos lingüísticos" que, según ha defendido, ya garantizan la presencia del castellano, y ha deplorado que una familia no puede alterar la voluntad conjunta de los padres que han escogido una escuela. "Nosotros vamos paso a paso, presentaremos el recurso, estamos en contacto con las escuelas para ver el impacto que tiene esta cuestión y la iremos administrando día a día", ha añadido.

Noticias relacionadas

Rigau ha recordado que el modelo de la escuela catalana "había sido siempre constitucional y lo único que ha habido es un cambio de miembros del Tribunal Constitucional, pero no de Constitución". "Por lo tanto, los proyectos lingüísticos en la escuela garantizan e integran el pleno dominio de las dos lenguas oficiales, vamos incorporando el inglés y entendemos que esto se debe poder hacer pedagógicamente y respetamos la vía judicial, pero la recurrimos cada vez que lo creemos oportuno", ha añadido.

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha dejado en suspenso la aplicación del 25% del horario lectivo en castellano en una escuela de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), una noticia que Rigau, cree que "libera" al director de la presión judicial. En un comunicado, la 'consellera' ha valorado "muy positivamente esta suspensión" y que la principal preocupación de su departamento es "liberar a los directores de la presión judicial".