06 abr 2020

Ir a contenido

Investigación de un nuevo presunto caso de corrupción

Los gestores de las obras del AVE en BCN, detenidos por malversación

La beneficiaria fue la empresa Corsán, que había sido la adjudicataria del tramo Sagrera-Trinitat

La Guardia Civil arresta a directivos de Adif por facilitar un sobrecoste de seis millones de euros

J. G. ALBALAT / ANTONIO BAQUERO
BARCELONA

Las obras del AVE en Barcelona, quizá la infraestructura más importante de los últimos años, no se escapan de los escándalos de corrupción. Ayer, varios altos directivos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que habían gestionado la construcción del proyecto fueron detenidos en Madrid y en la capital catalana por la Guardia Civil bajo la acusación de haber favorecido la adjudicación a la empresa Corsán de la construcción de la plataforma del tramo Sagrera-Nus de la Trinitat de la línea del AVE. También se acusa a los responsables de esa entidad pública de facilitar un sobrecoste de los movimientos de terreno en esa obra, realizada entre el 2008 y el 2012, por valor de seis millones de euros en beneficio de la citada empresa. A cambio, recibieron regalos en forma de viajes a destinos de lujo.

Las pesquisas han sido coordinadas por la jueza de Barcelona Silvia López Mejías y la Fiscalía Anticorrupción y conducidas por el Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la Guardia Civil en Catalunya. La investigación se inició después de que el propietario de una de las empresas subcontratadas por Corsán para realizar los movimientos de tierra denunciara ante la justicia la presunta connivencia entre altos directivos de Adif y los propietarios de Corsán para disimular el sobreprecio de seis millones de euros en el movimiento de tierras.

A primera hora de ayer, los investigadores de la Guardia Civil entraron en la sede central de Adif en Madrid, así como en las oficinas que esta empresa pública tiene junto a las obras de la estación de la Sagrera. También irrumpieron en las oficinas de Corsán, en consultoras de ingeniería y en domicilios particulares. En total hubo 11 registros.

Los investigadores de la Guardia Civil detuvieron a nueve personas, cinco en Madrid y cuatro en Barcelona, acusadas de cohecho y malversación de caudales públicos. Uno de los investigados no pudo ser detenido por estar actualmente coordinando una obra en Arabia Saudí. Entre los arrestados figuran altos cargos de Adif como Rafael Rodríguez,  director de Alta velocidad de la Zona Noreste, que ha sido el máximo responsable de las obras del AVE a Barcelona, primero, y a Francia, después, desde hace una década y bajo tres ministros de Fomento distintos: los socialistas Magdalena Álvarez y José Blanco y la popular Ana Pastor. También fue detenido Jaime García, gerente de infraestructura de Adif y encargado del tramo de las obras adjudicadas a Corsán. Otro de los arrestados es el empresario Ramón Aigé, que también aparece como imputado en el caso Gürtel. Adif suspendió ayer a los cuatro detenidos.

Los investigadores tienen indicios de que, en connviencia con los propietarios de Corsán, los altos cargos de Adif «realizaron artificios para falsear las mediciones» del transporte de tierras realizado en esa obra. Así, en las certificaciones oficiales de las obras, estos responsables de Adif señalarían que Corsán había movido una cantidad muy superior a la trasladada en realidad, lo que justificaría un sobreprecio de unos seis millones de euros. Al parecer, la artimaña consistió en alterar el concepto de medición en las facturas y hacer constar las partidas de carga y transporte al vertedero en lugar del metro cúbico desplazado.

Ahora se investiga si hay más responsables de Adif implicados y sobrecostes en más tramos del AVE. Por el momento, existen pruebas de que Corsán regaló a directivos de Adif el alojamiento en lujosos hoteles justo antes de la adjudicación de las obras:  regaló en febrero del 2008 -la adjudicación fue en marzo de ese año- una estancia en los hoteles Jerome y Saint Regis de Aspen (Colorado, EEUU) por valor de 14.000 euros; y en el 2009, regaló un viaje en avión a Viena al directivo de Adif Jaime García.

A CAZAR CORZOS / Esos viajes los pagó la empresa que ahora denuncia la trama, presuntamente ante la exigencia de Eduardo Parcet, delegado en Catalunya para obra civil de Corsán, de que ambos hoteles le hicieran constar como huésped en las habitaciones de Aspen para ocultar la identidad de quien se alojaba. También hay sospechas de que la trama pagó un viaje a directivos de Adif para cazar corzos en Europa del Este.