Ir a contenido

Entrevista con el Candidato del PSC a las elecciones europeas

Javi López: «El PSC defenderá ante la UE una consulta viable»

JOSE RICO
BARCELONA

Entrevista con Javi López, candidato del PSC a las elecciones europeas / ANAHÍ GALLARDO

El PSC ha apostado por un relevo generacional en su cartel europeo. Maria Badia, de 66 años, ha dejado paso a Javi López, de 29. Es el primer cabeza de lista socialista escogido en primarias, en este caso internas, en muchas décadas.

-Con un Consejo de la UE dirigido mayoritariamente por gobiernos de derechas, ¿de qué margen dispondrá el nuevo Parlamento para cambiar las políticas de austeridad?

-Será el Parlamento más poderoso de la historia porque tendrá la capacidad de escoger al nuevo presidente de la Comisión Europea. Si los socialistas somos capaces de construir una mayoría alternativa potente, podemos dar un vuelco a las actuales políticas económicas y sociales.

-Ustedes respaldan a Martin Schulz para presidir la Comisión Europea. ¿Un socialdemócrata alemán cuyo partido gobierna con Angela Merkel podrá realmente revertir los planes de austeridad?

-Schulz representa la voluntad de enmendar las políticas de austeridad y una apuesta clara por el crecimiento económico, sobre todo en el sur de Europa. Merkel se hallará en una situación muy incómoda si el presidente de la Comisión es del mismo partido que le puede hacer caer del Gobierno alemán el día siguiente de las elecciones.

-Puede hacerle caer o puede avalar sus políticas.

-Lo que no hay duda es que puede influir. Los socialdemócratas podemos ser los que más influyamos en Alemania y en Europa después de las elecciones. Cabe recordar que la otra opción para presidir la Comisión es Jean-Claude Juncker, el candidato de la derecha que ha sido el brazo ejecutor de los rescates en la UE.

-¿Veremos al señor Schulz haciendo campaña en Catalunya?

-Eso esperamos. Catalunya es una pieza clave en estas elecciones y los partidos socialistas europeos son muy conscientes de ello.

-Una parte de la izquierda cree que, más que austeridad, lo que ha aplicado la UE es un austericidio. ¿Lo comparte?

-Las políticas han sido absolutamente contraproducentes y se han demostrado injustas e ineficaces. Han creado un paro masivo que ha hundido las economías del sur de Europa. Y se han aplicado porque la correlación de fuerzas en la UE en la última década ha sido claramente de derechas: la mayoría de gobiernos, la mayoría de la Eurocámara y el señor Durao Barroso al frente de la Comisión. Ahora tenemos la oportunidad de revertir todo eso.

-Pero los socialistas también han recortado allí donde han gobernado: Francia, Portugal, Grecia…

-Los socialistas se han topado con las autolimitaciones que ha impuesto la UE y los gobiernos nacionales. Todos los gobiernos han tenido los mismos problemas.

-¿Qué ha hecho mal la izquierda para que movimientos populistas, como el Frente Nacional francés, puedan triunfar en estas elecciones?

-Las encuestas nos dicen ahora mismo que el Grupo Socialista puede subir en escaños y el Grupo Popular puede sufrir una fuerte caída, lo que deja muy disputada la presidencia de la Comisión Europea. Desgraciadamente, es cierto que la peor de las Europas sube en forma de populismo y extrema derecha. Frente a eso, habrá que culpar a la tecnocracia que tantas veces ha negado que existiese una alternativa a unas políticas que han creado grandes desigualdades, alimentando los chivos expiatorios y las soluciones milagrosas a problemas muy complejos.

-¿El PSC llevará el derecho a decidir en su programa europeo? ¿Lo defenderá en la Eurocámara?

-Nosotros queremos una consulta viable y la defenderemos en todas las instituciones. Yo ejerceré de socialista catalán para construir una mayoría alternativa en el Parlamento Europeo, para rescatar la Europa social y para defender que se pueda hacer una consulta.

-Su predecesora, Maria Badia, solía hacerse fotos con los eurodiputados de CiU, ERC e ICV en algunos temas. ¿Con usted veremos tantas?

-Yo defenderé mi posición y serán bienvenidos todos los que la compartan. En los últimos años se han defendido muchas cosas conjuntamente, la última de ellas es el Plan Hidrológico Nacional. A mí no me incomodan estas fotos, pero la foto que más quiero es la del Grupo Parlamentario Socialista haciendo presidente a Martin Schulz.

-¿Teme que la consulta monopolice y polarice la campaña?

-Nosotros no daremos la espalda a ningún debate y este es un debate vivo en nuestro país. Dicho esto, estas elecciones dirimirán si queremos un giro a la izquierda o seguir con las políticas de derechas. Esta será la decisión central de las elecciones, respetando y conviviendo con el resto de debates.

-Las europeas pueden ser un punto de inflexión para el PSOE si gana al PP. Pero en Catalunya los sondeos no dan tregua al PSC.

-Yo quiero que las elecciones sean un punto de inflexión para Europa. Si construimos una mayoría suficiente, serán un punto de inflexión. También es verdad que, en España, la lectura será si Mariano Rajoy y sus políticas ganan o pierden estas elecciones. Será una cuestión capital.

-En Catalunya habrá otra lectura: si crece o no la mayoría soberanista.

-Se harán lecturas de todo tipo, pero la más relevante será si la política europea y las respuestas a la crisis giran hacia la izquierda. O somos un continente donde compartimos el color de los billetes, o somos un continente donde compartimos dignidad.

-Usted fue elegido candidato en unas primarias internas que solo movilizaron al 9% del electorado. ¿Cómo lo explica?

-Eran las primeras primarias del PSC en mucho tiempo y votaron 8.000 personas, que representaron el 30% de la militancia. Es un porcentaje similar al de otros partidos que han hecho primarias en Europa y, en todo caso, no hay ningún candidato de ningún partido en ninguna elección en Catalunya, incluidos los candidatos a presidentes de la Generalitat, que hayan sido escogidos por un censo de 8.000 personas.

-La candidata derrotada ha denunciado «pucherazo» en la votación.

-Esta candidata ha dejado el partido y no consta ninguna queja formal. Tuvimos un debate vivo dentro del partido y el voto de la gente es lo que cuenta.