las consecuencias de la secesión, según Exteriores

Una deuda por las nubes y un grave problema de financiación

Se lee en minutos

La deuda pública catalana «ascendía a 53.665 millones de euros en septiembre del 2013. Adicionalmente -agrega el texto-, si Catalunya se independizara y asumiera una parte de la deuda del Estado español proporcional a su peso relativo en la economía española (18,9% del PIB), la deuda del Estado catalán alcanzaría el 78,4% de su PIB».

¿Y cómo se financiaría «fuera de la UE» y sin las ayudas del FLA (29.835 millones entre el 2012 y el 2013)?, se pregunta el ministerio.

Te puede interesar

Catalunya, continúa, podría intentar hacer como Andorra y buscar un acuerdo con la UE para usar el euro, o emplear esa moneda sin pactarlo, como hacen Kosovo o Montenegro; dos posibilidades que el texto considera «inviables».

En el primer caso, porque ve muy difícil un pacto con la UE, sobre todo, a corto plazo («Andorra ha tardado ocho años»). Y en el segundo, porque a la pérdida de autonomía económica sumaría «problemas de credibilidad y de fuga de capitales», entre otras razones.