Ir a contenido

DÉCIMO ANIVERSARIO DE LA MASACRE TERRORISTA

Instituciones y asociaciones de víctimas participan en la ceremonia oficial en recuerdo del 11-M

Los Reyes y Rajoy han presidido el acto en la catedral de la Almudena al que ni Aznar ni Zapatero habían sido invitados

PILAR SANTOS / Madrid

A la misa han acudido asociaciones de las víctimas, la Familia Real y miembros del Gobierno. / AFP: J.J.GUILLEN / VÍDEO: ATLAS

La catedral de la Almudena ha acogido este martes por la mañana el acto central de la conmemoración del décimo aniversario de la masacre del 11-M. Ya han pasado diez años desde que Al Qaeda sembrara el terror con bombas simultáneas en varios trenes en Madrid que causaron 191 fallecidos y 2.000 heridos.

Las máximas instituciones del Estado, con los Reyes y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la cabeza, participan en el acto religioso, oficiado por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela. Los dos grandes ausentes son los expresidentes del Gobierno José María Aznar (PP), que presidía el Ejecutivo cuando se perpetraron los atentados, y José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), que ganó las elecciones al cabo de tres días.

Fuentes de la oficina del exdirigente socialista aseguran que no ha recibido invitación al acto, mientras una portavoz de Aznar ha disculpado su ausencia por encontrarse de viaje de trabajo en Guatemala, aunque tampoco fue convidado. Otra de las ausencias ha sido la del ministro del Interior entonces, Ángel Acebes. Las invitaciones las envió la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), presidida por Mari Mar Blanco, que, según fuentes de La Zarzuela, convocó el acto.

El todavía presidente de la Conferencia Episcopal ha recibido al jefe del Estado y a la Reina en la puerta de la catedral y los ha acompañado a sus sitiales. Juan Carlos ha entrado andando con ayuda de un bastón. Felipe no ha podido participar en la conmemoración por encontrarse de viaje en el extranjero.

"Individuos sin escrúpulo alguno"

En su homilíaRouco Varela ha recordado "aquel amanecer madrileño sumido en el horror y el dolor" y ha denunciado que los que murieron y resultaron heridos sufrieron "porque hubo alguien, hubo personas que con una premeditación escalofriante estaban dispuestas a matar inocentes, a fin de conseguir oscuros objetivos de poder". "Porque hay individuos y grupos, sin escrúpulo alguno, que desprecian el valor de la vida humana y su carácter inviolable, subordinándolo a la obtención de sus intereses económicos, sociales y políticos", ha añadido.

El arzobispo, que este martes acaba su mandato al frente de la Conferencia Episcopal, permitió durante años que medios de comunicación de Ia Iglesia alentaran la teoría de la conspiración, que señalaba a ETA como autora intelectual de los atentados. Los atentados ocurrieron tres días antes de las elecciones generales que ganó Zapatero frente a Mariano Rajoy.

Entidades unidas

Todas las asociaciones de víctimas del terrorismo han participado también en el acto, un gesto que parece dar por finiquitada la etapa de enfrentamientos públicos y divergencias, y que también han dado los partidos políticos. En el PP, que durante años alentó la teoría de la conspiración, solo algunos dirigentes, como la número dos, María Dolores de Cospedal, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, han sembrado estos días dudas sobre la responsabilidad última de los ataques.

Tanto el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón --alcalde de Madrid cuando tuvieron lugar los atentados-- como el del Interior, Jorge Fernández Díaz, han recordado este martes por la mañana en la Cope, al ser preguntados por esas espectulaciones, que la justicia ya dictaminó quiénes fueron los autores de la masacre. Ambos ministros han estado en el acto de la Almudena, junto al presidente del Ejecutivo y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Al PP lo ha representado Cospedal y al PSOE, el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. Los portavoces parlamentarios de todos los partidos políticas y los representantes de los principales servicios que colaboraron en la asistencia de las víctimas también han acudido a la celebración de la Almudena.