Ir a contenido

DÉCIMO ANIVERSARIO DEL MAYOR ATENTADO TERRORISTA DE LA HISTORIA DE ESPAÑA

11-M, unión con matices

Partidos y asociaciones priman el recuerdo de los fallecidos y tratan de superar las divergencias

Solo algunos dirigentes del PP siguen abonando la teoría de la conspiración que señala a ETA

PILAR SANTOS / Madrid

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, altos cargos de Defensa y responsables de las asociaciones de víctimas entregan condecoraciones a 350 damnificados, este lunes. / JUAN MANUEL PRATS

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, altos cargos de Defensa y responsables de las asociaciones de víctimas entregan condecoraciones a 350 damnificados, este lunes.
El tren que explotó frente a la calle de Téllez de Madrid, muy cerca de la estación de Atocha, y en el que murieron 63 personas, el 11 de marzo del 2004.

/

Los políticos de este país, esos que tienen encomendada la representación de sus votantes con sus acciones y sus discursos, parecen haber asumido el 11-M y sus derivadas diez años después.

Han tardado una década en dejar de lado las diatribas y poner en primer lugar la unidad al hablar del mayor zarpazo terrorista sufrido por España en toda su historia. Estos últimos días han empezado a hacerlo. Con matices, eso sí, pero parece que por fin ha llegado el punto de inflexión y el momento de primar el recuerdo de las víctimas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprovechado su discurso ante el comité ejecutivo del PP para comprometerse a seguir trabajando a fin de que no se vuelva a repetir una tragedia igual. No es baladí. El Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA) considera que existe un "riesgo probable" de atentado islamista en España.

"En el punto de mira"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha destacado este lunes en Onda Cero que la reivindicación de Al Andalus figura en muchas proclamas de Al Qaeda y otros grupos terroristas. "Estamos en el punto de mira", ha asegurado.

Rajoy también ha querido recordar a los 191 fallecidos en los atentados y a sus familias, informa Patricia Martín. Las asociaciones que reúnen a las víctimas del terrorismo, que protagonizaron durante años enfrentamientos públicos, también han hecho esta vez un esfuerzo para resaltar la unidad.

Las presidentas de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, y de la Asociación 11-M Afectados del TerrorismoPilar Manjón, han participado en el homenaje a las víctimas que este lunes ha tenido lugar en Madrid y en el que Fernández Díaz ha entregado la real orden de reconocimiento civil a 365 heridos en los atentados.

"Más luz" sobre el atentado

Ambas se han mostrado orgullosas de haber superado los años de actos por separado, aunque no han conseguido evitar recordar la causa de esa desunión: la llamada teoría de la conspiración, que coloca a ETA detrás de la masacre.

Esa tesis, desmontada por el tribunal que condenó a los autores yihadistas de los atentados, fue abonada durantes años por algunos medios y algunos dirigentes del PP. Entre ellos, Ignacio González, el presidente de la Comunidad de Madrid, que este lunes, pese a que Rajoy ha pasado página, ha incidido en la teoría de la conspiración, al reclamar que se investigue "aquel atentado tan salvaje". Como si no hubiera habido nunca una investigación concluyente ni una sentencia.

También ha jugado con esa duda María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, que ha dicho que nunca hay que "cerrar la puerta" a que se pueda arrojar "más luz" sobre estos hechos, "en el bien entendido" de que ya existe una sentencia judicial.

El secretario de organización del PSOEÓscar López, ha lamentado el daño que esa teoría de la conspiración ha hecho a la sociedad y ha reafirmado el compromiso de su partido con el recuerdo de las víctimas, informa Juan Ruiz Sierra.

Cayo Lara (IU) ha denunciado que José María Aznar intentó ocultar la verdad por "electoralismo" (faltaban tres días para las generales que acabó ganando José Luis Rodríguez Zapatero) y montaron "una inmensa mentira sobre el drama de las víctimas".

Funeral de Estado

Este martes, justo 10 años después de los atentados que despertaron a los españoles con imágenes dolorosas y difíciles de olvidar, políticos y asociaciones tienen otra oportunidad para centrarse en la memoria de los fallecidos y los heridos en el funeral de Estado que se celebra en la catedral de la Almudena.

El arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, oficia la misa. El presidente de la Conferencia Episcopal también tiene una oportunidad de pasar página, puesto que durante años algunos medios de comunicación de la Iglesia alentaron las dudas sobre la autoría de los ataques.

0 Comentarios
cargando