Homs exige a Rajoy que no esconda la cabeza bajo tierra como un avestruz y negocie

El 'conseller' de Presidència advierte de que a algunos no les gusta la democracia

El portavoz del Govern cierra su viaje en Madrid defendiendo el proceso soberanista

Francesc Homs ha acusado al presidente del Gobierno de evitar la negociación. / EFE: EMILIO NARANJO / VÍDEO: ATLAS

2
Se lee en minutos
MAYKA NAVARRO / MADRID

El 'conseller' de Presidència de la Generalitat, Francesc Homs, ha pedido este viernes por la mañana al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que negocie de una vez por todas con el Ejecutivo catalán la celebración de la consulta en lugar de usar "la técnica del avestruz: ante los problemas: meter la cabeza bajo tierra". Homs ha cerrado su viaje de dos días en Madrid participando en un máster organizado por la facultad de Derecho de la Universidad Autónoma en la que ha detallado a medio centenar de alumnos, de 20 nacionalidades, el proceso soberanista catalán y el momento actual.

Homs ha lamentado que en estos momentos no haya diálogo con la Moncloa, "al menos en el tema de la consulta", y ha criticado la actitud de Rajoy porque "negar el problema no es nunca la solución". Y en tono de broma ha advertido: "Coloquialmente a eso se le llama la técnica del avestruz".

El portavoz del Govern ha insistido en que, en el caso de no alcanzar un acuerdo con el Gobierno central para la celebración de la consulta prevista para el 9 de noviembre, la Generalitat no renunciará a preguntar a los ciudadanos porque, a su juicio, se pueden "negociar las condiciones del propósito, pero no el propósito". Ha admitido que su impresión es que "van a decir que no a todo", pero que aún así el Ejecutivo catalán seguirá apostando por la negociación y "esforzándose", porque si no perderían su credibilidad, ha dicho, ante el pueblo catalán y ante la comunidad internacional.

Postura inmovilista

En ese momento, el 'conseller' ha lamentado que "a algunos, les molesta la democracia". No ha querido Homs concretar a quién se refería, pero ha insistido en que se trata de una "sensación" ante la postura inmobilista del Gobierno central, que prevé se mantendrá hasta después de las próximas citas electorales.

Sobre los márgenes que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, baraja en esa negociación, ha asegurado que están determinados por lo que el pueblo catalán decida en el referendo: "Si el pueblo vota independencia pues se tendrá que encauzar". Y siempre, insistió Homs, en un contexto pacífico y legal, que es el único que se plantea la Generalitat.

El caso de Escocia

Este proceso se hará "de la mejor manera posible", ha dicho, y como ejemplo ha puesto el caso de Escocia, donde, ha recordado, el Gobierno británico ha permitido la pregunta y la negociación se hará en base a la respuesta.

Noticias relacionadas

El problema en España, ha afirmado, es que hay quienes quieren "poner muros a los planteamientos" legítimos, y ha añadido que en democracia "se puede hablar de todo, proponer todo, mientras que no haya coacción física". Homs ha lamentado la actitud del Gobierno central que, a su juicio, está tratando de difundir un relato distorsionado de los hechos.

Como ejemplo, ha dicho haber leído el documento que el ministerio de Exteriores ha enviado a las embajadas en el que se insinúa que el pueblo de Catalunya "no existe", y que no es más "que un accidente geográfico". E insistió en que la democracia permite hablar de todo a todos. Y eso, a su juicio, no todos lo han entendido.