BARÓMETRO DE ENERO

El PP baja dos puntos en intención de voto tras la reforma del aborto

Los conservadores abandonan su tendencia al alza pero aventajan en 5,5 puntos al PSOE, según el CIS

La corrupción es el principal problema para el 39,5% de los encuestados

FOTO JULIO CARBÓ (VIDEO ATLAS)

Se lee en minutos

JUAN RUIZ SIERRA / Madrid

Los dirigentes del PP que muestran su preocupación por los efectos electorales de la reforma del aborto han encontrado este miércoles un nuevo síntoma que justifica su inquietud. El Barómetro de enero del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el primero llevado a cabo tras la aprobación del controvertido anteproyecto, refleja que los conservadores han caído dos puntos en intención de voto desde octubre, mes en el que el organismo público realizó su último sondeo de este tipo. En aquel momento, los populares se encontraban en plena remontada, algo que se ha torcido. Los resultados de este CIS van en la línea del Barómetro de GESOP para EL PERIÓDICO publicado este lunes que señalaba que el giro a la derecha está pasando factura al PP.

Si el partido de Mariano Rajoy obtenía entonces una estimación del 34% de los sufragios, ahora es del 32,1%. La única buena noticia para los populares es que sus principales adversarios, los socialistas, continúan sin capitalizar el descontento hacia las medidas del Ejecutivo. El PSOE, aunque menos, también baja. Hace cuatro meses, su intención de voto era del 26,8%, frente al 26,6% actual. La diferencia entre ambos, en el momento de mayor fragilidad del bipartidismo en la historia reciente de España, es ahora de 5,5 puntos. 

En octubre, con el anterior Barómetro, los socialistas recelaron de la estimación de voto del organismo, ya que su voto directo fue del 13%, más de un punto y medio por encima del PP. "Al CIS se le ha ido la mano con la cocina", dijo entonces el secretario de Organización, Óscar López. Las críticas se han vuelto a producir esta vez: el principal partido de la oposición obtiene un voto directo del 11,8%, justo un punto más que los conservadores, lo cual no evita que en la estimación estos últimos les aventajen por 5,5 puntos. “De nuevo, el PSOE sale por delante del PP en todos los datos directos. Pero luego entra esa cocina, que ya no sabemos si es Master Chef o La Pesadilla en la Cocina, del PP en el CIS. Pero ni los mejores cocineros del CIS son capaces de ocultar que el PSOE está por delante del PP”, ha dicho López.  

CiU se recupera

Noticias relacionadas

Por debajo del PSOE y el PP, IU-ICV se mantiene, UPD mejora sus expectativas y CiU se recupera. La federación liderada por Cayo Lara repite su anterior resultado. Obtendría, según la encuesta (que consta de 2.500 entrevistas realizadas en la primera quincena de enero), el 11,3% de los sufragios. El partido de Rosa Díez, por su parte, vuelve a alzar el vuelo tras el último sondeo, que reflejaba un ligero descenso, y logra una estimación de voto del 9,2%. Los nacionalistas catalanes experimentan una pauta similar: del 2,9% de octubre pasan al 3,4%, nueve décimas que ERC, que repite su 2,5% de sufragios.

El Barómetro también muestra que el optimismo económico del Gobierno, sobre el que basará su campaña para las elecciones europeas, continúa sin calar entre los ciudadanos. El 47,7% define la situación de España como muy mala, y el 39% la considera mala. En octubre, los porcentajes en ambos apartados fueron del 52,6% y el 35,8%. El paro, por último, continúa siendo el principal problema para el 78,5% de los encuestados, mientras que la corrupción sube casi ocho puntos y se convierte en la preocupación más importante para el 39,5% de los ciudadanos.