SONDEO DEL GESOP

El viraje a la derecha acelera la caída del PP

El distanciamiento del voto centrista haría perder 60 escaños a Rajoy

El PSOE sigue a la baja mientras IU y UPD triplicarían su representación

3
Se lee en minutos
JOSE RICO
BARCELONA

El PP parece empeñado en cargarse de plomo las alas. Justo cuando la economía empezaba a conceder una leve tregua a Mariano Rajoy en las encuestas, el Gobierno ha ejecutado un volantazo hacia la derecha a su política social que ha devuelto a sus expectativas electorales a la posición de marcha atrás. Tres ministros que dan nombre a tres polémicas leyes han agravado la caída de los populares: la contrarreforma del aborto de Alberto Ruiz-Gallardón, la restrictiva ley de seguridad ciudadana de Jorge Fernández Díaz y la contestada ley de educación de José Ignacio Wert. El alejamiento de su electorado más centrista haría perder al PP, si hoy se celebrasen elecciones generales, 15,5 puntos y 60 escaños. Pese al agujero que Rajoy deja por el centro, el PSOE sigue en estado de parálisis y cede a IU y UPD todo el campo de juego en un tablero que también refleja la polarización soberanista, con el auge de ERC y Ciutadans, que aúpa a su líder, Albert Rivera, a político mejor valorado en España.

Según el Barómetro Político de España del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, Rajoy ganaría las elecciones pero sufriría un fuerte retroceso al obtener de 126 a 129 diputados (hoy tiene 186). El desplome del PP ha sido una constante desde que el Gobierno pasó la tijera por el Estado del bienestar, pero el sondeo de noviembre pasado mostraba una pequeña remontada y situaba a los populares en los 136 escaños. Ya entonces estaba aprobada la ley Wert, que recupera la Religión católica como asignatura evaluable en el currículo, y se conocía el borrador de la ley de seguridad ciudadana, que restringe los derechos de huelga y manifestación. Pero aún no había visto la luz el proyecto de reforma del aborto, que hace retroceder 30 años la legislación española sobre esta materia al eliminar la malformación del feto como supuesto para interrumpir el embarazo.

Este goteo de leyes de marcada impronta conservadora hunde a los populares hasta el 28,6% de voto estimado, un punto menos que en noviembre. El 54% de quienes votaron al PP en el 2011 descartan ahora volver a hacerlo y, por franjas de edad, el apoyo a Rajoy solo es mayoritario entre los mayores de 60 años. El jefe del Ejecutivo es el líder peor valorado, con un 3, y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, sigue por delante en preferencias como presidente. Es el único dato bueno de todo el sondeo, que han perdido hasta la ventaja que mantenían con los populares en intención directa de voto y solo fidelizan al 45% de sus votantes.

FRÁGIL LIDERAZGO / El PSOE obtendría hoy entre 104 y 107 escaños (ahora tiene 110) y el 24,9% de los sufragios, su peor registro desde el año 2000. El nuevo retroceso socialista se perpetúa sondeo tras sondeo ante el frágil liderazgo de Rubalcaba y el desgaste que atesoran los dos grandes partidos. Solo tres de cada 10 encuestados declaran hoy su voluntad de votar al PP o al PSOE, cuyos líderes ni siquiera se imponen entre sus propios votantes. El electorado socialista valora mejor al coordinador de IU, Cayo Lara, que a Rubalcaba. Y los votantes del PP dan más nota al presidente de Ciutadans, Albert Rivera, que a Mariano Rajoy.

Noticias relacionadas

Y es que Catalunya muestra de nuevo su influencia en un tablero que se polariza cuando impactan las tensiones territoriales. La gira de Rivera por toda España le está resultando fértil y su Movimiento Ciudadano confirmaría su entrada en el Congreso, que ya pronosticaba el barómetro anterior: de 2 a 4 escaños. Y agitando las banderas del antiindependentismo y la regeneración democrática, Rivera consigue ser el político mejor valorado por los españoles, superando a Rosa Díez, aunque, como todos los demás, suspende.

LOS BENEFICIADOS / El otro gran beneficiado del hundimiento del PP, UPD, triplicaría su representación. IU, que también triplicaría, acoge a los desencantados del PSOE y a buena parte de los jóvenes y abstencionistas. Este sondeo, elaborado del 20 al 23 de enero, todavía no recoge los efectos de la tercera marca que compite con Rajoy por la derecha: Vox. Tampoco incide aún la estrategia del PP de endurecer el mensaje anticonsulta. Un portazo que sigue oxigenando a ERC (de 3 a 7 u 8 diputados) en detrimento de CiU (de 16 a 12 o 13 escaños).