el órdago soberanista

La FAES considera la independencia "el más absurdo y destructivo empeño" de la historia de Catalunya

La fundación de Aznar, que responde veinte preguntas, afirma que el proceso soberanista "suspende los criterios que definen lo que la democracia implica"

Mariano Rajoy y José María Aznar, en la clausura de un acto de la FAES el pasado julio.

Mariano Rajoy y José María Aznar, en la clausura de un acto de la FAES el pasado julio. / JUAN MANUEL PRATS

2
Se lee en minutos

La fundación FAES, que preside el expresidente del Gobierno José María Aznar, califica la aspiración a la independencia como "el más absurdo y gratuitamente destructivo empeño político, económico y social de la historia de Catalunya". El documento en el que la fundación expone sus tesis contra la secesión, titulado '20 preguntas con respuesta sobre la secesión de Cataluña', afirma que el proceso soberanista "suspende los criterios que definen lo que la democracia implica".

El texto, que fomula y responde veinte preguntas sobre la cuestión, señala que, aunque el desafío del Govern "quiere presentarse como la máxima expresión democrática", en realidad no tiene en cuenta los criterios que así la definirían: "Estado de derecho, instituciones representativas y pluralidad". Se estructura en cuatro apartados, en los que se responde al porqué --los motivos para pedir la secesión--, al cómo --a través de qué vía se pretende obtenerla--, a qué precio --el coste del proceso--, y para qué --el resultado previsible--.

Hecho público al cabo de dos días de que Aznar comunicara su ausencia en la convención del PP de Valladolid del próximo fin de semana, el documento, que también se ha editado en catalán, está respaldado por un trabajo previo de reflexión y debate que, coordinado por la FAES, han llevado a cabo dentro y fuera de Catalunya académicos, políticos, economistas y miembros de la sociedad civil. Según la fundación, se ha redactado desde "el convencimiento de que la secesión, si llegara a producirse, lejos de ser expresión de la identidad catalana, solo sería resultado de la fractura de esa misma identidad. De los catalanes y de todos los españoles".

"Pretensión traumática"

La FAES alerta de "la ruptura" que el proceso puede conllevar "de una convivencia que puede ser exigente y compleja, pero que es real desde hace siglos y que ha producido muchos más beneficios de los que cualquiera de sus alternativas producirá jamás". Y asegura que "catalán y español no han sido nunca términos excluyentes", por lo que "la pretensión de separarlos solo puede ser traumática".

No faltan las referencias catastrofistas a lo que les esperaría a los catalanes si se separaran de España: "El  resultado sería una Cataluña pobre, desgarrada --como lo estaría España-- y aislada". "La secesión probablemente es el más absurdo y gratuitamente destructivo empeño político, económico y social de la historia de Cataluña. Un acto contrario a la civilización política española y europea, que los catalanes han contribuido a hacer posible", termina el documento.

"Quiere ofrecer una cara amable y dialogante pero arranca con el 'España nos roba', retrata una historia falsa de agresión de España a Catalunya y alardea de europeismo, pero oculta que Catalunya quedaría fuera de la Unión Europea", añade el texto. La secesión solo sería, recalca, "un acto contrario a la civilización política española y europea, que los catalanes han contribuido a hacer posible".

Noticias relacionadas

El precedente

Esta no es la primera vez que FAES publica un informe sobre Catalunya, ya que en noviembre del 2012 elaboró el titulado 'El mito fiscal. Razones para un debate', en el que desmontaba las tesis del expolio fiscal y cuestionaba las propuestas nacionalistas para lograr un nuevo sistema de financiación.